la crisis del líder

La contracrónica de la Vuelta: sin Alaphilippe saltaron las alarmas

  • Remco Evenepoel se encontró demasiado aislado en la ofensiva del Jumbo.

  • La caída y abandono del campeón del mundo han supuesto un tremendo golpe para el conjunto belga.

Remco Evenepoel, en la meta de La Pandera.

Remco Evenepoel, en la meta de La Pandera. / QUICK STEP

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

El abandono de Julian Alaphilippe, el mejor protector de Remco Evenepoel en la Vuelta, puede costarle muy caro al jersey rojo, porque sus enemigos ya han visto que no es un corredor intocable en la montaña. De hecho el ciclista belga es un fenómeno en carreras de un día. Posiblemente, en la actualidad, Wout van Aert, Mathieu van der Poel y él son los mejores ciclistas del mundo en este tipo de pruebas. Pero ahora se abre una incógnita para comprobar cuál será el rendimiento de Evenepoel de cara a la tercera semana que ya prácticamente se abre este domingo con la importante etapa de Sierra Nevada.

Noticias relacionadas

El Quick Step, la escuadra de Evenepoel, ha venido a la Vuelta con un equipo de escaladores y por primera vez sin alinear a ningún velocista para romper su clásica costumbre de ser los dominadores de las llegadas masivas y olvidarse de la clasificación general. Evenepoel ha preparado la Vuelta a conciencia, posiblemente en el terreno individual, el ciclista que más tiempo le ha dado a la fórmula para afrontar la carrera mientras otros corrían el Giro y el Tour.

Pero su dominio en la ronda española pasaba por la extraordinaria protección de Alaphilippe mientras el corredor francés iba acumulando kilómetros de cara a intentar a finales de mes conquistar el Mundial por tercera vez consecutiva. La caída camino del Cabo de Gata y posterior abandono fue un mazazo terrible para Evenepoel de cara al control de la Vuelta. Y este sábado ya se ha notado en La Pandera donde el Quick Step desapareció en combate en el momento en el que el Jumbo cogió el timón de la etapa y asestó el primer golpe directo al joven corredor belga. “Son circunstancias que siempre suceden en una carrera de tres semanas. No me preocupa demasiado”, confesó Evenepoel. Si es así, entonces no ocurre nada. Pero ya han saltado las alarmas.