La ronda española

Ni el covid puede frenar a Ayuso en la Vuelta de su debut

El pelotón a su paso por Navahermosa, en la provincia de Málaga.

El pelotón a su paso por Navahermosa, en la provincia de Málaga. / LA VUELTA / CHARLY LÓPEZ

  • Mads Pedersen triunfa en la 13ª etapa, en la localidad cordobesa de Montilla, sin cambios en la general antes de las dos etapas de montaña en Jaén y Granada. 

3
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Corre Juan Ayuso resguardado entre los ciclistas que siguen en la Vuelta.Aquí pocos se van a casa por caída. Los retira el covid. Él se salva. Él puede con todo, hasta con la injusticia de quedar eliminado por un antígeno gozando de la salud suficiente para continuar en una carrera que lo está impulsando como estrella del futuro.

La fotógrafa, en la salida de Ronda, anda la Vuelta por territorios tan andaluces como calurosos, pide una foto de la pareja, Juan y Carlos, Ayuso y Rodríguez. "Hoy no es el día", resuelve Rodríguez. Llevan toda la vida coincidiendo en carreras juveniles y cuando no ganaba uno lo hacía el otro.

No era el día porque el conjunto UAE, que hasta lleva material tecnológico para determinar la carga viral tras una PCR positiva, admite el contagio de su joven estrella, pero con mínimo riesgo de contagio. La Unión Ciclista Internacional (UCI) le permite continuar en el escenario de la Vuelta. Y todos andan tras sus pasos. Algunos que se han visto obligados a la retirada protestan desde la distancia. Pero ocurrió en el Tour. Si se demuestra que el corredor no puede contagiar a los rivales se le permite seguir corriendo. Y no valen los apellidos famosos, aunque parezca lo contrario, aunque habría sido un desastre que el covid le cortara las alas a Ayuso justo antes de las dos etapas claves de montaña de este fin de semana, primero en La Pandera (Jaén) y luego en Sierra Nevada, día grande, de los de verdad, donde algo más que una subida final puede poner a prueba la capacidad de Remco Evenepoel al frente de la general.

Ayuso parte y se mezcla con todos, porque en el pelotón no se corre con mascarilla. En el pelotón siguen preguntándose por qué solo el covid se manifiesta entre los ciclistas. Nadie más tiene síntomas entre una caravana, periodistas incluidos, que se hacen pruebas de antígenos de forma regular.

Con seis lavadoras a cuestas

Y es que hay equipos como el UAE y el Ineos que hasta viajan con varias lavadoras a cuestas para que la ropa sucia de los ciclistas se pueda lavar de forma individual. "Nosotros llevamos seis", explica Matxín, director de la escuadra de Ayuso. ¡Seis lavadoras! Seis, instaladas en el camión mecánico.

Esto es una locura, casi un sinsentido. Hay pánico al covid porque te puede enviar la Vuelta a hacer puñetas. Ayuso se salva por la bocina; de hecho, solo estuvo algo pachucho el día de la contrarreloj de Alicante donde, aunque no se mostró brillante, efectuó una carrera más que aceptable.

Viaja más o menos tranquilo en un pelotón que descubre las tierras cordobesas, donde el aire sopla como una bendición. Aparecen los primeros olivos, muchos menos de los que se verán hoy por territorio de Jaén, aceituneros altivos, olivos que se mezclan con las viñas de Moriles y con auténticos campos de sembrados de placas solares que rodean el pueblo de Espejo, a 14 kilómetros de la empinada meta de Montilla.

Pedersen y Freire

Noticias relacionadas

Y es allí, pasados los tres kilómetros finales, donde si se produce una caída, salvo en los días de montaña, cuando Ayuso ya se puede relajar porque ni por asombro se le ocurrirá liarse en la disputa del esprint.De hecho, entre los favoritos de la general, solo Primoz Roglic se lo piensa pues la cuesta final tiene gancho, tanto que habría hecho hace unos años las delicias de Óscar Freire, que se pasea por Montilla, entre aficionados que le recuerdan por sus tres títulos mundiales.

Es el día en el que por fin gana Mads Pedersen, el jersey verde que lleva la prenda tan amarrada como Wout van Aert en el Tour. Vence para reivindicar que fue campeón del mundo en 2019 cuando sucedió a Alejandro Valverde.