El primero en el mundo

David Muñoz abre en Barcelona un restaurante de "alta cocina vestida de 'fast food"

  • El Goxo se convierte en un establecimiento, en el Hotel NH Constanza, que combinará el restaurante, el 'delivery' y el 'take away'

El cocinero David Muñoz, en una imagen de una de sus redes sociales.

El cocinero David Muñoz, en una imagen de una de sus redes sociales. / Instagram

2
Se lee en minutos
Pau Arenós
Pau Arenós

Coordinador del canal Cata Mayor

Especialista en gastronomía

Escribe desde Barcelona

ver +

Un año después de que el ‘delivery’ de El Goxo llegara a Barcelona en moto, y con base en el Hotel NH Collection Constanza, David Muñoz, Dabiz, le ha dado forma física: es ya un restaurante, que ocupa lo que fuera el Don Giovanni del mismo establecimiento, con unas 50 plazas en el interior y con una gran terraza. ¿Fecha de apertura? El 6 de octubre.

“Tendrá tres patas: el ‘delivery’, el ‘take away’ y el restaurante. Será un concepto en algún punto bastante revolucionario: alta cocina vestida de ‘fast food”, dice el cocinero triestrellado, el mejor del mundo, según The Best Chefs Awards 2021, y con Diverxo, Streetxo y el ‘foodtruck’ El Goxo en Madrid. Así, Barcelona se convierte en el primer lugar en el que El Goxo no está en movimiento, sino bajo techo, con Pablo Anguré al frente de los fuegos. Y de aquí, una posible y futurible expansión: “Es muy replicable porque es un concepto que viaja bien”. Madrid será el próximo, probablemente, pero antes la capital tendrá otro negocio, a finales de diciembre, “diferente pero siempre bajo el mundo XO” (una idea zumbona: ¿y por qué no OX?), del que guarda silencio. Y en Dubái habrá un Streetxo.

 

‘Goxisme il·lustrat’, se lee en uno de los neones. ‘Alta cocina callejera’, en otro. ‘Menjar casola  imaginatiu’, en un tercero. “No se reservará, habrá una cola, se pedirá, darán un tíquet, te sentarás, aparecerá en pantalla el pedido y recogerás la comanda. No es un restaurante al uso: la vajilla será sencilla”. He aquí la parte del ‘fast food’. Y he aquí la de alta cocina: “Por conceptos, por ingredientes y por elaboraciones”. ¿Y el precio? “Depende porque habrá vino, champán, cócteles. Pero se podrá comer por unos 25 o 30 euros”.

¿Los platos? Además de los nuevos pensados específicamente para el espacio, los ya célebres, y celebrados, gazpachos de jalapeños y de fresones, los fideos con mejillones y café, la lasaña Mumbai con bechamel de coco y carne de vaca rubia, la costilla ahumada con salsa barbacoa de tamarindo o el perrito japocoreano. Y, por supuesto, la tarta de queso de Cristina Pedroche, tan implicada como David en esta extensión de la cocina que practican en casa.

Noticias relacionadas

Porque la idea y los platos nacieron con el confinamiento y la efusiva transmisión de las recetas a través de Instagram. Tuvieron tanto éxito esas grabaciones que decidieron trasladar su intimidad gastronómica al público en forma de comida para llevar, primero en Madrid y, después, en Barcelona. Y ahora de forma permanente en ese híbrido que desemboca en un alta cocina popular.

Dabiz reflexiona de cómo un formato casero (casero a su manera, claro) le ha dado un chute de dopamina: “Lo estoy pasando muy bien. Y me estoy divirtiendo más en Diverxo gracias a los códigos de El Goxo”.