El fin de una pesadilla

Dos Palillos reabre tras 14 meses con la persiana bajada

  • El restaurante de Albert Raurich y Tamae Imachi, con una estrella Michelin, regresará el 8 de junio con una de sus dos barras transformada en 'sake-bar'

Albert Raurich y Tamae Imachi, propietarios del restaurante Dos Palillos.

Albert Raurich y Tamae Imachi, propietarios del restaurante Dos Palillos.

Se lee en minutos

Cata Mayor

Después de 14 meses cerrados, "soportando indiferencia, discriminación e injustica por parte de las distintas administraciones", Dos Palillos vuelve a abrir. Será el 8 de junio. Aquel vídeo que se convirtió en viral, con su chef, Albert Raurich, gritando "¡dejadme abrir!" a pleno pulmón, con rabia y desespero, agarrado a la persiana bajada, ya es historia. Los platillos de delicada comida asiática y mediterránea volverán a desfilar por el pequeño establecimiento del Raval.

Dos Palillos, que en abril ha cumplido "12 años abiertos + 1 cerrado", podía haber abierto algunos meses durante el estado de alarma, pero Raurich y su pareja y también propietaria, la sumiller Tamae Imachi, prefirieron no hacerlo. ¿Por qué? "Las razones básicamente son dos. La primera es la peculiaridad del restaurante, con dos barras y una única mesa (aparte de la terraza) y como todos sabéis el servicio en barra ha estado prohibido todo este tiempo, haciendo así imposible el poder abrir. Y dos, el 30% de ocupación limita tanto nuestra actividad que hace que esta sea inviable". Resumido en una frase: "Nos dejaban abrir, pero no nos dejaban trabajar".

"Ilusión y ganas"

Ahora todavía hay restricciones, pero el cocinero y su equipo han querido abrir finalmente "por la ilusión y las ganas". "Es más que ilusión, es necesidad; ya no únicamente económica -que también- sino vital, una necesidad como el respirar", añade Raurich en un comunicado.

Noticias relacionadas

La fecha elegida para el regreso de este restaurante con una estrella Michelin es el martes 8 de junio. "Lo haremos junto con el Hotel Casa Camper, a quien agradecemos su incondicional apoyo y generosidad durante esta pandemia; generosidad que nos permite el poder volver a la actividad". Quien acuda ese día o los posteriores descubrirá una gran novedad: la transformación de la barra del bar en un 'sake-bar'.

"Tamae Imachi siempre ha tenido la inquietud de transmitir su conocimiento del mundo de los sakes y creemos que ahora es el momento, obviamente no el económico, pero sí el de cambios; y no hay mejor cambio que aquel donde personalmente te puedas sentir realizado", explican. La oferta gastronómica de dicho espacio la decidirá ella misma en sintonía con los sakes, vinos y cervezas que quiera ofrecer, junto un pequeño apartado de clásicos de Dos Palillos como la 'japo burger' y un apartado de 'sushi'.