Sorbos originales

Ácido y amargo: el pomelo conquista la alta coctelería

  • Tres prestigiosos 'bartenders' proponen sus cócteles con una tónica de esta refrescante fruta

Nagore Arregui prepara un cóctel de pomelo.

Nagore Arregui prepara un cóctel de pomelo.

3
Se lee en minutos
Natalia Vaquero
Natalia Vaquero

Periodista

ver +

Con matices amargos, dulces y cítricos. Así es la nueva tónica Pomelo & Bayas del Nepal, el nuevo 'mixer' de Schweppes que enamora a los mejores cocteleros de España, dedicados a elaborar originales, creativas y refrescantes bebidas para servir en sus exclusivas barras.

"Hacía tiempo que pedíamos un refresco de pomelo porque aunque es un sabor que hay que domar es también muy versátil a la hora de preparar cócteles que son tendencia", explica Alberto Pizarro, uno de los mejores bartenders de España, desde 528, el espacio gastronómico de Ibiza que aspira a ocupar un terreno de 60.000 metros cuadrados, donde ofrece su cuidada carta de combinados inspirados en la Isla.

Alberto Pizarro prueba diferentes cítricos para sus combinaciones.

/ Epc

Esta nueva referencia creada por el equipo interno de la marca de refrescos, junto a sus 'mixing masters', "nos facilita mucho el trabajo", añade Pizarro mientras reinventa el tradicional cóctel Paloma con una versión en la que mezcla tequila, cordial de tomillo, un golpe de zumo de remolacha y la tónica de pomelo y exóticas bayas del Nepal. El sabor es ácido y amargo pero con un toque de dulzor que le dota de redondez y equilibrio, celebra Alberto Pizarro.

La mixóloga Nagore Aguerri agradece también la salida al mercado de esta nueva soda "que nos abre el abanico para elaborar numerosas mezclas refrescantes y cítricas". Y es que "cada cóctel cuenta una historia", asegura esta pamplonica encargada de la bodega del restaurante Lince de Madrid, donde reivindica la vuelta al barrio siempre con una sonrisa de perfecta anfitriona.

El pomelo es muy especial, añade, porque aunque tenga toques de naranja, su sabor "es muy ácido" y las bayas ayudan a potenciar otros aromas ocultos en esta tónica de burbuja duradera. La 'bartender' propone una mezcla baja en alcohol elaborada con un amontillado, un pequeño golpe de sidra para matizar los toques de la barrica, el 'mixer' de Schweppes, un 'twist' de cáscara de pomelo rosa y sal cítrica para saborear en el borde de la copa.

El asturiano Borja Cortina con una de sus combinaciones.

/ Epc

Desde València, el asturiano Borja Cortina prepara la apertura de un nuevo 'Varsovia' insiprado en los locales donde ya triunfa en su tierra natal. "Este será más urbano pero con la misma carta de nuestros combinados más clásicos y nuevas apuestas de sabores muy originales", apunta el 'bartender', encantado con la nueva soda de pomelo que reclamaba a la empresa de refrescos "desde hace más de cinco años".

"Todos queríamos un mixer de este tipo que tan bien combina con el tequila y causa furor en Europa", añade Borja Cortina, conocedor no obstante de que el paladar español "es más de mezclas con naranja y limón" por el amragor de esta fruta.

Noticias relacionadas

Para el aperitivo, el mixólogo apura la soda de pomelo con vermuts de alta gama o bitters 'premium'. Las bayas de Nepal "dulcifican ese punto amargo" del cítrico, subraya antes de preparar un trago largo de ron añejo español con un par de gotas de angostura de bitter, un poco de zumo de lima y la tónica de pomelo. "Es todo un tragazo", asegura.

Pomelo & Bayas del Nepal completa la gama de 'mixers premium' de Schweppes, compuesta por Tónica & Toque de Lima; Tónica & Hibiscus; Ginger Beer & Chile; Tónica & Pimienta Rosa; Limón y Quinina, Naranja & Lichi y Ginger Ale & Jengibre Intenso y Soda.