Tras años de congelación

El precio del agua en Barcelona subirá entre dos y tres euros al mes por familia

La nueva tarifa entrará en vigor en marzo de 2024 y la aprobará la AMB el próximo martes 28 de noviembre

ADVERTENCIA | David Mascort: "El precio del agua subirá, con recibos o con impuestos"

ENTREVISTA | Samuel Reyes: "El canon del agua de la ACA no subirá en 2024"

PREEMERGENCIA | El Govern restringe aún más el consumo de agua en hogares y comercios

Subida del precio del agua

Subida del precio del agua

Manuel Arenas
Guillem Costa
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El aumento del precio del agua en Barcelona y otras 22 ciudades de su área metropolitana será de 2,5€ de media al mes por unidad familiar, según ha podido saber en exclusiva EL PERIÓDICO. Este es el incremento mensual que tiene encima de la mesa el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que equivaldría a unos 5 euros en el recibo bimensual.

Las negociaciones políticas para concretar esta subida se mantienen desde hace días y se han intensificado en las últimas horas. Está previsto que la nueva tarifa se apruebe en el Consell Metropolità, máximo órgano de gobierno de la AMB, del próximo martes 28 de noviembre. Luego, habrá margen para las alegaciones, y después, cuando el Consell Metropolità lo apruebe definitivamente, entrará en vigor ya en el año 2024.

La nueva tarifa entrará en vigor el 1 de marzo de 2024 y la aprobará la AMB el próximo martes 28 de noviembre

La tarifa se actualiza después de años de congelación y los nuevos precios se enmarcan en el actual contexto de la inflación. La subida para estas 23 ciudades metropolitanas llega después de que el ente de abastecimiento Aigües Ter-Llobregat (ATL), empresa pública de la Generalitat de Catalunya, anunciara una subida en la denominada distribución en alta de un 30%.

La tarifa se actualiza en Barcelona y 22 municipios metropolitanos después de años de congelación y en el actual contexto de inflación

Sin embargo, el porcentaje que corresponde a la compra de agua a ATL es tan solo una pequeña porción de la factura, algo más del 10%. En la factura también se incluye la distribución que realiza Aigües de Barcelona, que como ATL también se ha visto afectada por el aumento del coste de la energía. Además, las nuevas normativas estatales y europeas de calidad del agua han obligado a Aigües de Barcelona a utilizar nuevos productos químicos y a aumentar sus inversiones. Y a todo esto se ha sumado la sequía, que ha conllevado varias obras para disponer de más cantidad de agua potable.

La proporción de familias vulnerables que podrán acogerse a tarifas sociales pasará del 7% al 10%

La nueva tarifa del agua en Barcelona y 22 ciudades metropolitanas, entre las que destacan L'Hospitalet de Llobregat, Badalona, Cornellà de Llobregat o Santa Coloma de Gramenet, contemplará nuevas inversiones en la red (para evitar fugas) y en ciberseguridad. La proporción de familias vulnerables que podrán acogerse a tarifas sociales pasará del 7% al 10%.

El canon del agua no subirá en 2024

La mencionada distribución en alta debe diferenciarse de la distribución en baja, la cual hace referencia al suministro concreto que realiza en los hogares de las 23 ciudades metropolitanas una empresa mixta denominada ABEMCIA (Aigües de Barcelona -AGBAR-, Empresa Metropolitana de Gestió del Cicle Integral de l’Aigua, S.A.), compuesta en un 85% por capital privado (Aigües de Barcelona, AGBAR) y en otro 15% de capital público (la propia AMB). Son las tarifas de esta empresa mixta y las de Aigües del Prat, la empresa pública del Prat de Llobregat, las que se prevén aprobar el próximo 28 de noviembre.

Estas dos distribuciones se engloban en el apartado de suministro y son las que hacen subir el precio del agua en estos municipios metropolitanos. El resto son impuestos como el canon del agua, que no subirá en 2024 según aseguró el director de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), Samuel Reyes, la tasa de alcantarillas y la tasa de residuos, por ejemplo.

Según datos de la ACA, el precio del agua este 2023 en Barcelona es de 2,77 €/m3. Con base a una proyección de consumo de agua de 12 m³ al mes en un hogar con tres personas empadronadas, la tarifa equivale a una factura mensual final de 33,25€.

Conforme al histórico de la ACA, en la última década la mayor subida del agua en Barcelona tuvo lugar del 2013 al 2014, cuando el precio del suministro creció casi un 14% (de 2,26€/m³ a 2,570 €/m³). Desde entonces la tarifa se había mantenido congelada hasta ahora.

En las últimas horas, el conseller d'Acció Climàtica, David Mascort, no se quiso pronunciarse concretamente sobre la futura subida para estas 23 ciudades, pero sí habló en general del incremento del coste del agua: "Las grandes inversiones no se pueden sostener con una tarifa congelada. Si no tenemos agua de la lluvia que se almacene en los embalses, el coste es más alto y debemos asumirlo entre todos".

La configuración de la factura del agua

En Barcelona y los otros 22 municipios metropolitanos, el precio del suministro, que como se ha comentado contempla el precio de la distribución en alta de ATL y que a su vez se configura por una cuota fija y otra variable en función del consumo, tan sólo es uno de los seis elementos que integran la factura del agua.

Además del precio del suministro, el consumidor final paga en esta misma factura por otros cinco conceptos: el canon del agua, que depende de l’Agència Catalana de l’Aigua (Generalitat); la tarifa del alcantarillado (que aprueba cada ayuntamiento); el IVA; y, finalmente, dos tributos: el Tributo Metropolitano del AMB, que queda congelado para el próximo 2024, y la tasa de recogida de residuos, que aprueba también cada ayuntamiento.

En el caso de la empresa metropolitana mixta ABEMCIA, participada por el grupo AGBAR y el AMB, el sistema tarifario del suministro está determinado por los usos del agua. En el uso doméstico, el propio de los hogares barceloneses, la cuota fija del servicio se estipula en función del tipo de vivienda.

Hasta este 2023, una ‘vivienda A’, por ejemplo, la más básica (contempla el uso de grifo, inodoro y lavamanos), tiene asignada una cuota fija de 2,60 €/mes; una ‘vivienda C’ (contempla el uso de grifo, lavavajillas, lavadora, inodoro, lavamanos, bañera y bidé) acarrea una cuota fija de 7,66 €/mes; y una ‘vivienda I’, la más sofisticada (contempla el uso de dos grifos, dos bidés, dos terrazas, dos inodoros, dos lavamanos, dos bañeras, lavavajillas, lavadora, ducha, jardín mediano y piscina), supone una cuota fija de 64,77 €/mes.

Para calcular el montante final del componente 'suministro' de la factura, a la citada cuota fija debe sumársele el variable en función del consumo. Siguiendo con las tarifas vigentes hasta la fecha, el variable por consumo se divide en seis tramos: un primero de 0,6180€/m³ (consumo de 6 m³/mes); un segundo de 1,2361 €/m³ (consumo de 7 a 9 m³/mes); un tercer tramo de 1,8541 €/m³ (consumo de 10 a 15 m³/mes); un cuarto tramo de 2,4719 €/m³ (consumo de 16 a 18 m³/mes); y un quinto y último tramo de 3,0899 €/m³ (consumo de más de 18 m³/mes). De este modo, a un consumo de por ejemplo 12 m3 le corresponderá una tarifa que sume los tres primeros tramos de la parte variable.