25 millones de inversión

Barcelona aprueba el proyecto del nuevo mercado de la Abaceria: así será esta futura "plaza" de Gràcia

Contará con cinco plantas y 14.000 metros cuadrados destinados a distintas actividades

El ayuntamiento espera que las obras comiencen durante el segundo trimestre del 2023

Render que muestra cómo quedará el nuevo mercado de la Abaceria, situado en el barrio de Gràcia de Barcelona

Render que muestra cómo quedará el nuevo mercado de la Abaceria, situado en el barrio de Gràcia de Barcelona / Ajuntament de Barcelona

4
Se lee en minutos
Gisela Macedo
Gisela Macedo

Periodista

Escribe desde Barcelona

ver +

La espera se está haciendo larga, pero el futuro nuevo mercado de la Abaceria de Gràcia está hoy un poco más cerca de hacerse realidad. El Ayuntamiento de Barcelona ha informado este domingo que el proyecto ejecutivo ya se ha aprobado. En él, se prevé una inversión por parte del consistorio de unos 25,7 millones de euros, 3,7 más que los que calculaba hace un año. 

La intención de la administración es que las obras se liciten antes de terminar el año, lo que permitiría adjudicarlas durante el primer trimestre de 2023, e iniciar las actuaciones durante el segundo trimestre del mismo año. La regidora de Comercio, Montserrat Ballarín, explicó en su momento que había una previsión de “entre 24 y 30 meses de obras”, lo que situaría la inauguración del nuevo mercado, como mínimo, para mediados del 2025

Esto supondría un retraso con respecto a los plazos que el consistorio presentó hace un año, que situaban el estreno del equipamiento en las navidades del 2024. De momento, los paradistas de la Abaceria continúan en la carpa provisional del Passeig de Sant Joan a la que se trasladaron en el 2018.

Reforma discutida

“Este proyecto se ha trabajado conjuntamente con el tejido vecinal y comercial del mercado y recoge la principal petición del vecindario: el aumento de verde en el espacio público de unos 1.500 metros cuadrados que se han ganado al mercado, y que permitirá esponjar este entorno en una trama urbana densa”, ha apuntado el ayuntamiento en un comunicado. 

La Abaceria contará con una plaza semicubierta en la fachada de la calle de la Mare de Déu dels Desemparats, que estará ajardinada y conectará directamente con el interior del mercado donde estarán colocadas las paradas de forma longitudinal, con la intención de invitar a los vecinos a entrar “casi sin darse cuenta” y recuperar aquella idea tradicional de “ir a la plaza”. Asimismo, en la fachada contraria que da a la calle Torrijos, se abrirá un acceso no existente que permitirá habilitar una zona de vestíbulo para realizar actividades temporales de todo tipo, y que facilitará que la ciudadanía pueda travesar el mercado de punta a punta. 

Render que muestra cómo quedará el nuevo mercado de la Abaceria, situado en el barrio de Gràcia de Barcelona

/ Ajuntament de Barcelona

Una parte del vecindario de Gràcia, organizado a través de la Plataforma de afectados por la Abaceria, proponía estrechar el futuro mercado y hacer un jardín en lugar de esta plaza semicubierta; ya que para ellos la reforma era una ocasión única para que la Vila de Gràcia tuviera un parque céntrico: “Cuando se quitó el mercado, la gente vio que era un espacio agradable y que se podría disfrutar en una zona tan densa como es la Vila de Gràcia. En Gràcia no queremos más plazas duras de cemento que sean una isla de calor”, comentó recientemente Roser Latorre Tafanell, miembro del colectivo, en declaraciones a EL PERIÓDICO. Los paradistas, en contra de esta propuesta, alegaron que no pueden pedir que el mercado sea más pequeño. "No somos un trastero”, aseveró la presidenta de la asociación de comerciantes de la Abaceria, Maribel Ampolla.

Render que muestra cómo quedará el nuevo mercado de la Abaceria, situado en el barrio de Gràcia de Barcelona

/ Ajuntament de Barcelona

En cuanto a la gran estructura metálica de este histórico mercado centenario, que hasta ahora se ha mantenido en pie, los arquitectos anunciaron que “no tiene suficiente fortaleza” para soportar el nuevo mercado y que tendrá que retirarse por seguridad. En su lugar, se instalará una réplica exacta, bajo la supervisión del Servicio de Patrimonio Arquitectónico Local, que estará hecha con un material que sí cumpla los requisitos técnicos. Esta operación ya se llevó a cabo en el Mercado de la Barceloneta y, de forma parcial, en el de Sant Antoni. 

Estructura metálica del centenario mercado de la Abaceria de Gràcia (Barcelona)

/ Ferran Nadeu

Cinco plantas para distintos usos

En total, el nuevo mercado de la Abaceria tendrá una superficie de 14.350 metros cuadrados que estarán distribuidos entre la planta baja, una planta altillo a dos alturas y tres pisos subterráneos. Cada planta estará destinada a diferentes usos:

  • Planta Baja: destinada al mercado de alimentación, con 45 establecimientos interiores y diez exteriores no alimentarios. Este piso ocupará 2.445 metros cuadrados. 

  • Planta altillo dividida en dos alturas: 1.050 metros cuadrados que albergarán el despacho de dirección del mercado, dos aulas polivalentes y salas técnicas. 

  • Planta -1: Aquí se abrirá una nueva tienda de autoservicio, y también almacenes, cámaras frigoríficas y espacios de residuos. 

  • Planta -2: Este piso contará con un aparcamiento para clientes con 50 plazas, que abrirá únicamente en horario comercial. También albergará almacenes, cámaras frigoríficas y espacios de residuos. 

  • Planta -3: La última planta subterránea estará habilitada para usos logísticos de carga y descarga, y contará con un espacio para entidades y asociaciones del barrio de Gràcia. 

Noticias relacionadas

La rehabilitación integral de este edificio incluirá, también, una serie de mejoras para la obtención de un mercado "sostenible y consecuente con los objetivos de emergencia climática". Así, contará con instalaciones de generación de energía limpia, aislamiento del equipamiento, gestión del reciclaje de residuos y equipamientos de ahorro de energía, ha anunciado el consistorio.

Ahora que se ha aprobado el proyecto, se abre un período de un mes para hacer alegaciones, una "nueva oportunidad para hablar con los vecinos", ha dicho la regidora Ballarín. Precisamente con ellos se reunirán la próxima semana: "Estamos abiertos al diálogo, pero siempre para aportar cosas y avanzar en la generación de verde urbano, que es lo que se nos está pidiendo", ha apuntado.