Mercado inmobiliario

Sale a la venta el piso más caro de la historia de Barcelona: está en el paseo de Gràcia

El inmueble es un dúplex de 650 metros cuadrados, distribuidos en 4 habitaciones y supera los 60.000 euros por metro cuadrado

El proyecto inmobiliario de KKH y Mandarin Oriental en el paseo de Gràcia.

El proyecto inmobiliario de KKH y Mandarin Oriental en el paseo de Gràcia. / KKH (Zeta_intramedia)

1
Se lee en minutos
El Periódico

Un dúplex de 650 metros cuadrados, distribuidos en 4 habitaciones y un diseño arquitectónico y de interiorismo de superlujo. Esas son las credenciales del Grand Penthouse, que pasa por ser el piso más caro de Barcelona, que tiene un precio de salida de al menos 40 millones de euros y se integra en el complejo residencial de lujo Mandarin Oriental, situado en el paseo de Gràcia con la avenida Diagonal, según explican desde KKH Property Investors, que ha desvelado detalles de esta promoción de 34 inmuebles tras meses de especulaciones.

El presidente en Espala de KKH, Josep Maria Farré, ha informado de que el precio de venta no será inferior a los 40 millones de euros, de manera que el dúplex arroja unas cifras de récord de algo más de 60.000 euros por metro cuadrado en un proyecto en el que participa el grupo hotelero Mandarin Oriental. La concepción de los inmuebles la han asumido el arquitecto Carlos Ferrater, Premio Nacional de Arquitectura, y el estudio británico Muza Lab ha diseñado el interiorismo.

Mudanza, en septiembre

Noticias relacionadas

La promoción, que se encuentra en el paseo de Gràcia, 111 de la capital catalana, comprende 34 pisos de superlujo con precios que van de los 2,5 millones a los 40 millones de euros por superficies que oscilan de los 120 a los 650 metros cuadrados. Los propietarios dispondrán de servicios premium, propios de un hotel de máxima categoría, proporcionados por Mandarin Oriental. Entre estos servicios, el edificio contará con un millar de metros cuadrados destinados a servicios comunitarios como un gimnasio, un spa, una piscina con un jardín, así como una biblioteca.

Farré ha detallado que la mayoría de propietarios han comprado sobre plano y que la mitad de ellos son extranjeros, destacando la presencia de empresarios, deportistas de élite y otras personalidades sobre las que no ha querido revelar su identidad. Está previsto que puedan mudarse este septiembre.