Sector estratégico

La recuperación de congresos, ferias y convenciones dispara la agenda de Barcelona en 2022 y 2023

El programa Barcelona Convention Bureau trabaja en otras 117 candidaturas para los próximos años, sin contar las de la Fira y los encuentros organizados desde espacios especializados

  • Los hoteleros consideran clave el regreso de ese segmento, por su calidad e impacto económico a lo largo de todo el año

Uno de los pabellones de Fira de Barcelona que ocupó la feria ISE el pasado mayo.

Uno de los pabellones de Fira de Barcelona que ocupó la feria ISE el pasado mayo. / ZOWY VOETEN

5
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

Como una botella de cava abierta tras ser sacudida, el turismo por motivos profesionales y el de eventos también ha eclosionado en las últimas semanas en Barcelona, sorprendiendo tanto a organizadores como a los operadores del sector. La alta ocupación hotelera de la ciudad es el indicador más claro de la confluencia de visitantes vacacionales con los que acuden a congresos y citas de negocios que habían estado pospuestas una y otra vez durante la pandemia. Como resultado de esa hiperactividad, la agenda de grandes o importantes citas congresuales está a rebosar en otoño y en 2023.

El mejor termómetro de este estratégico ámbito turístico que en 2019 se estimó que tenía un impacto económico de 1.900 millones para la ciudad (contando solo congresos, convenciones e incentivos) lo ofrece la oficina de Barcelona Convention Bureau (BCB), un área de Turismo de Barcelona, de la que forma parte la Diputació de Barcelona, dedicada a promocionar a la capital catalana como sede para dichos encuentros. Su director, Christoph Tessmar, explica a este diario que a lo agendado ya antes de la pandemia, se suma ahora lo que se aplazó en su momento y otros nuevos, con el resultado de "tsunami" de peticiones y un renovado interés por realizar este tipo de iniciativas en Barcelona.

Se trata de un 'boom' compartido por otros grandes destinos especializados en esta actividad, aunque la ciudad siempre figura en los podios de congresistas y de número de citas, lo que ha supuesto una recuperación acelerada desde el Mobile World Congress (MWC). Las empresas han perdido el miedo a la presencialidad en grandes congresos y también en viajes de incentivos, afirma. Si ello se suma a eventos deportivos y musicales, como el reciente Gran Premio de F1, el Primavera Sound o el Sónar, se entiende la histórica recuperación que está viviendo el turismo y que va mucho más allá del afán viajero vacacional de miles de viajeros particulares.

Medicina y tecnología

En materia de turismo de congresos y ferias, Barcelona ha cogido carrerilla este año con los 61.000 asistentes al de móviles, los 29.200 de la Seafood Expo Global y los más de 43.000 de la feria tecnológica ISE. Medicina y tecnología (esta última en pleno auge en la ciudad) vuelven a protagonizar la agenda. Por delante, afronta el congreso anual de la Sociedad Europa de Cardiología, que solía acoger a unos 33.000 participantes, también el de la especialidad respiratoria (14.000), el de cardiovascular y radiología (CIRSE, unos 6.000) y el europeo de medicina nuclear. Pero además, el otoño también traerá de nuevo el gran encuentro del sector de los incentivos, la IBTM, que suele aglutinar a unos 14.000 profesionales.

En el actual contexto, no obstante, resulta difícil prever la afluencia porque en países asiáticos siguen evitando la presencialidad. "Ahora estamos rondando una asistencia del 70% --respecto a la prepandemia--, y mejorando las previsiones del año", añade Tessmar. Mientras tanto, el BCB trabaja en 117 candidaturas abiertas que abarcan de 2024 hasta 2028, algunas captadas y otras a petición del organizador en cuestión.

Para el próximo año "no cabe un alfiler, será muy fuerte", agrega, en alusión a congresos de cierto volumen. El centro de convenciones CCCB está a pleno rendimiento, y la Fira también vivirá un año pletórico si nada se tuerce. El especialista lamenta que el Palau de Congressos siga cerrado desde la pandemia, dado que podría acoger demandas de eventos medianos a los que a veces no se puede dar salida. Y todo ello sin contar la contratación directa que hacen los propios espacios, y los cientos de reuniones de trabajo que acogen los hoteles de Barcelona es sus espacios para ese fin. El abanico es tan amplio que en estos momentos no existe un balance del alcance económico de toda la actividad, algo que reivindica el sector.

Suma de públicos dispares

El director general del Gremi d'Hotels de Barcelona, Manel Casals, subraya que es precisamente este segmento profesional, recuperado en los últimos dos meses tras haber desaparecido dos años, el que ha marcado la diferencia y propiciado la alta ocupación hotelera. "Para nosotros es importante sumar, tener vacacional, pero también gente que venga a eventos y a congresos", relata. Eso sí, ningún huésped suele ser tan deseado como el del MWC o del congreso de cardiología, como ejemplos de rentabilidad. Las empresas internacionales que realizan las reservas suelen tener presupuesto holgado y ven competitivos los precios del alojamiento barcelonés, frente al de otros grandes destinos.

El visitante profesional supone, además, inyectar viajeros distribuidos fuera del saturado periodo estival. Y su consumo es de todo tipo de servicios y fuera de las masificadas rutas de los iconos locales. Suelen ser viajeros repetidores que no vienen a recorrer la Rambla.

Noticias relacionadas

El calendario del próximo año repetirá los grandes congresos celebrados hasta mayo en la ciudad, pero con expectativas mucho más altas de afluencia si no irrumpe ninguna nueva crisis sanitaria. Hay toda una larga lista de citas por encima de 4.000 congresistas, pero acaso destaque especialmente The UITP Global Public Transport Summit (estima unas 10.000 personas) por su importancia estratégica, al poner el foco del debate sobre el transporte público en la capital catalana, destaca Tessmar. No faltarán tampoco convocatorias médicas (mundial de Parkinson, nacional de odontología, mundial de osteoporosis...).

Barcelona ha ido nutriendo ya su agenda hasta 2025, dado que algunas grandes convocatorias se planifican con mucha antelación. En este sentido el papel del BCB es determinante, no solo en la captación, sino también en la "coordinación" de todos los montajes en el conjunto de la ciudad, enfatiza Casals. Y es que el Convention Bureau tras la promoción despliega opciones a los organizadores internacionales en cuanto a camas, gastronomía, servicios, comercio, espacios singulares..., un trampolín de oro para la actividad económica.

Temas

Turismo Ferias