PERIODO 2017-2020

Ciutadans acusa a Colau de fragmentar 279 contratos para eludir concursos

Luz Guilarte denuncia que 5,6 millones se adjudicaron evitando por céntimos el límite que obliga a abrirse a varios candidatos

La concejala acusa además al gobierno de trocear encargos por valor de 6,9 millones para evitar la libre concurrencia

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau en el Saló de Cent, en julio pasado.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau en el Saló de Cent, en julio pasado. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

Toni Sust

Ciutadans ha denunciado ante el Tribunal de Cuentas datos relacionados con la contratación del Ayuntamiento de Barcelona que considera irregulares. El grupo que encabeza Luz Guilarte acusa al gobierno de Ada Colau de fragmentar los contratos para, en unos casos, evitar concursos que permitan que varios aspirantes opten a un encargo y, en otros, encubrir labores de larga distancia a un mismo destinatario troceándolas.

Según la denuncia, que lleva fecha del pasado 14 de octubre, el gobierno de Colau formalizó hasta 279 contratos entre el 2017 y el 2020 con un coste que por apenas unos céntimos está por debajo de los límites que obligan a abrir un concurso público. Esos 279 contratos suman un coste total de 5,6 millones de euros. Los citados, proclama Ciutadans, son contratos que están unos céntimos por debajo de los 18.000 euros más IVA (21.780 euros) en los casos que atañen a servicios y suministros, o de los 50.000 euros más IVA (60.500 euros) en el caso de las obras.

A partir del 9 de marzo del 2019, estos límites variaron por la entrada en vigor de la ley de contratos del sector público: 15.000 euros más IVA (18.130 euros) en el primer apartado y 40.000 euros más IVA (48.400 euros) en el segundo. Según los antinacionalistas, estos encargos al límite supusieron 1,3 millones en contratación en el 2017, 2,2 millones en el 2018, 1,6 millones en el 2019 y 490.000 euros en el 2020. 

 

La contratación al límite

La segunda acusación de Ciutadans afecta a contratos que no han requerido concurso público por ser inferiores al límite, aunque no necesariamente por unos céntimos. Se trata de encargos que el grupo de Guilarte considera troceados irregularmente para esconder que en realidad constituyen una labor que por su coste requeriría permitir que varias empresas optasen a él. Ciutadans considera que esta situación afecta a contratos por valor de 6,8 millones.

“Han instalado un sistema de dedocracia que bordea la legalidad, abusando de la contratación directa o menor prevista en principio para situaciones excepcionales”, afirma Guilarte, que subraya que más de un 94% de los contratos de Colau en el periodo 2017 al 2020 han sido sin concurso. 

Te puede interesar

Margen de mejora

La concejala de Hacienda, Montserrat Ballarín, afirma que el consistorio no ha cometido ninguna ilegalidad, y que no existe ninguna denuncia en su contra por la vía penal o del contencioso administrativo. Y dice que adjudicar contratos al límite del concurso es una práctica permitida y común. Ballarín sí admite que lo óptimo sería evitar al máximo este tipo de contrataciones sin concurrencia, pero echa mano de dos argumentos de defensa. Uno, que no siempre es posible planificar y que en muchas ocasiones esperar los cinco meses que dura un concurso es inviable. Otro, que en Barcelona, del 2016 al 2019, las adjudicaciones sin contrato han bajado de 14.000 a 7.900, de un total de 72 millones a uno de 43. “Sí, hay margen de mejora, pero lo hemos reducido mucho”, agrega. También destaca que en dinero los contratos a dedo no pesan tanto: “En el 2019 supusieron un 17% del total, 43 millones de euros”.