20 sep 2020

Ir a contenido

VOLUNTARIADO

Los buses solidarios de BCN ya trasladan a personas afectadas por el coronavirus

Más de 200 chóferes de TMB se ofrecen para colaborar en la gestión de la crisis sanitaria

Los sindicatos piden relevos en cocheras para proteger la salud de los conductores

Luis Benavides

Voluntarios de TMB llevan a pacientes de los hospitales a los lugares de confinamiento. / TMB / VÍDEO: EFE

Los voluntarios de la Fundació TMB ya han empezado a trasladar personas afectadas por el Covid-19 dadas de alta a espacios de confinamiento no domiciliarios, principalemente centros sanitarios, hoteles y otros equipamientos habilitados para esta finalidad. En los tres primeros días de la iniciativa, se han realizado seis servicios de transporte con seis conductores diferentes y se han desplazado 105 personas.

Más de 200 conductores de bus de Barcelona se han presentado voluntarios para colaborar en la gestión de la crisis sanitaria por el coronavirus.  Conducen vehículos de unos 10 metros de longitud que siguen estrictamente el protocolo de limpieza y desinfección que se aplica en cocheras. Los conductores han sido dotados de equipos de protección individual (guantes, mono y mascarilla) y tienen el apoyo del personal de la operativa sanitaria. La concejala de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, ha afirmado que “en momentos de crisis es cuando sale a la luz el verdadero valor de los servicios públicos”. La también presidenta de TMB ha agradecido la solidaridad del personal de la compañía: “Cuando además de realizar su trabajo estos profesionales se ofrecen voluntariamente para transportar enfermos con el único objetivo de salvar vidas y ayudar a personas solo puedes emocionarte y mostrarles tu máximo reconocimiento”.

Quejas en las líneas regulares

Mientras los conductores solidarios van cubiertos totalmente, el resto del colectivo se sienten algo desprotegidos. Así, los sindicatos de los trabajadores de TMB siguen reclamando medidas para proteger mejor la salud de los conductores. Las condiciones de trabajo han mejorado, pero creen que toda precaución es poca estos días. En este sentido, el comité de empresa exige relevos en las cocheras y no en las paradas. También exigían la instalación de mamparas en los autobuses para el aislamiento de los conductores del pasaje, algo a lo que la compañía finalmente ha accedido. Serán una mamparas de plástico transparente compatibles con la limpieza del interior con ozono. Después de obligar a desmantelar protecciones artesanales de plástico, la empresa vuelve a instalarlas”, asegura el representante de CCOO en el comité de seguridad y salud de TMB, Rafa Barrios, que lamenta “el tiempo perdido” y la irresponsabilidad de la empresa “al poner en riesgo la salud de cientos de conductores”.

En la misma línea para proteger la salud de los trabajadores de este servicio considerado esencial todos los sindicatos representados en el comité de empresa insisten en la necesidad de facilitar guantes y mascarillas, pues si bien admiten que no está demostrada la fiabilidad de las últimas sí las llevan otros servicios públicos como agentes de la policia. Hasta la fecha, explican a este diario, la compañía ofrece un espray desinfectante para limpiar la cabina antes y después de cada turno.