21 sep 2020

Ir a contenido

PARA ELIMINAR AGENTES CONTAMINANTES

TMB usa cañones de ozono para desinfectar los buses de Barcelona

TMB confirma tres casos de coronavirus en su plantilla, mermada en un 25% por las bajas por precaución y por otras afecciones médicas

Luis Benavides

Limpieza y desinfección de los buses de TMB con cañones de ozono. / VÍDEO: TMB

Los buses de Barcelona, con la mitad de la oferta habitual, está registrando en las últimas horas un descenso del pasaje de un 90%. Para evitar el contagio del covid-19, estos vehículos han empezado a salir de las cocheras desinfectados con cañones de ozono. Este tratamiento con gas permite esterilizar el interior de los buses durante la noche. 

La limpieza y desinfección con ozono es un tratamiento de choque que elimina en muy poco tiempo todo tipo de agentes contaminantes del aire, principalmente bacterias, virus y hongos. El ozono se aplica con unos cañones emisores colocados en el interior del vehículo con las puertas cerradas y el aire acondicionado en marcha, que favorece la recirculación de este gas. Para esterilizar un bus articulado de 18 metros se tarda 11 minutos, según fuentes de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Este sistema se aplica ya en las cuatro cocheras de la compañía (Zona Franca, Triangle, Horta y Poniente), confirman a este diario fuentes del comité de Seguridad y Salud de TMB. 

La red de buses y metro de TMB, que ha registrado 1,8 millones de viajes diarios menos, incorpora otras medidas de prevención para garantizar la salud de los empleados y de los usuarios como la supresión de la venta de billetes sencillos, la separación entre conductores y pasaje, y la apertura de puertas automática, entre otras. 

Un 25% de empleados de baja

Para descongestionar el sistema de salud y el 061, un equipo sanitario de TMB formado por 16 profesionales responde vía telefónica a los más de 8000 empleados en aspectos relacionados con el coronavirus entre las siete de las mañana y las nueve de la noche. Hasta la fecha, la compañía tiene detectados tres casos confirmados de coronavirus, que representan un 0,04% del personal.

A estos enfermos deben añadirse 68 más en cuarentena con sintomatología (0,82% de la plantilla) y otras 145 personas en cuarentena sin síntomas de la enfermedad (1,75% de la plantilla). Otro 8,78% del personal se ha quedado en su domicilio por formar parte del considerado grupo de riesgo -personas con historial de enfermedades cardíacas o respiratorias y mujeres embarazadas o lactantes- y un 13,9% está de baja por diversas afecciones médicas. En total, una cuarta parte de la plantilla se encuentra de baja. “El personal disponible está haciendo un gran esfuerzo para garantizar la movilidad de las personas que lo necesitan”, subrayan fuentes de TMB.

El comité de Seguridad y Salud valoran las medidas aplicadas, si bien piden otras como el reparto de mascarillas -algunos chóferes ya llevan-, que se permita la entrega de las bajas médicas por correo electrónico para evitar desplazamientos y un mejor mantenimiento de los lavabos portátiles, pues el uso de estos retretes a pie de calle ha aumentado al estar cerrados los bares y restaurantes.