06 abr 2020

Ir a contenido

investigación en marcha

Muere un hombre en una pelea en Barcelona

Los hechos ocurrieron la noche de este sábado en el barrio de Trinitat Nova

La autopsia debe desvelar si lo mataron con un palo o un cuchillo

El Periódico

Un coche de los Mossos d’Esquadra.

Un coche de los Mossos d’Esquadra.

Un hombre ha muerto en una pelea en Barcelona, en el barrio de Trinitat Nova. Los hechos ocurrieron la noche de este sábado, y, según informan los Mossos d'Esquadra, los agentes están pendientes del resultado de la autopsia para determinar si fue herido con un cuchillo o con un palo. 

A las 21.30h de la noche de este sábado, los Mossos fueron alertados de que se estaba produciendo una pelea entre las calles Palamós y Pedrosa, con un hombre gravemente herido. El personal del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendieron a la víctima y le trasladaron hasta un hospital, donde acabó muriendo horas después. 

Los Mossos descartan el uso del arma de fuego para cometer el homicidio, pero será la autopsia la prueba que desvelará si le mataron a palos, o usando un cuchillo.

Ahora son los agentes de la División de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana quienes se han hecho cargo de la investigación para aclarar las circunstancias de la muerte e identificar al presunto autor o autores de los hechos. De momento no consta ningún detenido.

Tres asesinatos y un accidente laboral

A parte de este caso, en lo que llevamos de año han trascendido al menos tres muertes violentas en la ciudad de Barcelona. Son David Caminada, el trabajador del Ayuntamiento de Barcelona que murió tras un apuñalamiento en la plaza Sant Jaume, un hombre que fue quemado vivo en una vivienda de la calle Portal y una mujer de edad avanzada que podría haber sido arrojada en un vestíbulo. Los tres cometidos el mismo día, el 20 de enero. En este caso, el presunto autor de los hechos ya cumple pena de prisión como medida provisional. También el 6 de febrero murió en Barcelona un operario de mantenimiento cerca del Hospital Sant Pau, pero en este caso es Inspección de Trabajo quien investiga el fallecimiento. 

El año pasado Barcelona llegó al récord de asesinatos de la ciudad, con 15 homicidios registrados entre enero y septiembre, un 67% más que en 2018. Una cifra que tocó techo, y llegó a situar la inseguridad como el principal problema de la ciudad según sus vecinos. También la encuesta de victimización llegó a cifras nunca vistas antes, cuando el 31,8% de barceloneses aseguraron haber sufrido un delito.