23 feb 2020

Ir a contenido

Conflicto laboral

Huelga indefinida en el Bicing de Barcelona desde el 8 de octubre

Los sindicatos CGT y Cobas, que ostentan el total del comité de empresa, reclaman mejoras salariales para los trabajadores

Luis Benavides

Estación del Bicing del paseo Marítim.

Estación del Bicing del paseo Marítim. / FERRAN NADEU

CGT y Cobas han convocado una huelga indefinida en el Bicing de Barcelona desde el próximo martes 8 de octubre y concentraciones cada mañana a las 10.30 horas en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. Los sindicatos denuncian en un comunicado que la nueva empresa que gestiona el servicio de bicicletas públicas, Pedalem Barcelonauna UTE formada por las empresas Cepsa y PBSC, sigue sin solucionar reivindicaciones que “la plantilla viene arrastrando desde los inicios de la actividad hace ya 12 años”.

Los dos sindicatos, que ostentan el total del comité de empresa y cuentan el respaldo de las asambleas de trabajadores, han dado un margen de 9 meses a la UTE Pedalem Barcelona, pues lleva desde enero gestionando el Bicing de Barcelona. "Desde enero se ha intentado mejorarar algunos aspectos, hemos presentado propuestas a la empresa y ellos también nos han hecho alguna, pero no colmaba nuestras necesidades. Llevamos 12 años y ya toca estabilizar los puestos de trabajo", explica a EL PERIÓDICO, Carlos Navarro, portavoz de CGT.

"La gestión es por 10 años y el ayuntamiento les aporta un montante de 15 millones de euros cada año en total 150 millones de Euros”, afirma el sindicato CGT en su comunicado. Estos contratos millonarios, añade el comunicado, no han repercutido en los trabajadores, que siguen “en la misma situación de miseria”, asegura. El Bicing ocupa a 150 personas.

Los representantes de los trabajadores de Bicing aseguran que cada vez que hay una nueva licitación y cambio de empresa no se solucionan aspectos que impiden que las condiciones laborales sean dignas. “Hemos estado negociando con la empresa y acercado posiciones ambas partes, pero la negativa a aceptar reivindicaciones que consideramos básicas e importantes ha hecho imposible el acuerdo”, sostiene el comunicado del sindicato, que reclama entre otras cosas unos “salarios justos”, pues muchas categorías están por debajo de los 1.000 euros mensuales, y que la empresa complemente hasta el 100% del salario de las bajas por accidente laboral, hospitalización e intervención quirúrgica.

 

Las reivindicaciones de los trabajadores del Bicing también incluyen el aumento de los pluses de nocturnidad y fines de semana, pasar a plantilla los trabajadores que lleven seis meses trabajandao, unificar convenios (actualmente tiene dos) y el cumplimiento de la Ley de prevención y organización del trabajo que respete el código de circulación, entre otras demandas que consideran “básicas”. El comunicado de CGT es muy duro con el Ayuntamiento de Barcelona, al que reprocha “su falta de diálogo con los trabajadores de las empresas subcontratadas”. Los sindicatos consideran que el consistorio debería “conocer y hablar con los trabajadores antes de publicar licitaciones”. 

Mediación de la Generalitat

El Bicing pertenece a la división de transportes de Barcelona Serveis Muncipals (BSM), una empresa pública del Ayuntamiento de Barcelona que gestiona diferentes servicios municipales. Fuentes de BSM prefieren no hacer ninguna valoración sobre la huelga a este diario porque recuerdan que trabajadores y empresa están inmersos en un proceso de negociación colectiva y, ante todo, es un asunto entre una empresa privada y sus empleados. La empresa pública se compromete, en caso de huelga, "a mantener informados permanentemente y de manera actualizada de las afectaciones" a las personas usuarias del servicio.

Los sindicatos CGT y COBAS esperan “que el sentido común se imponga” y que la participación de los organismos implicados se pueda permita encontrar “una solución satisfactoria al conflicto”. Este viernes a las 9.00 horas tendrá lugar una mediación en la sede de la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de la calle de Albareda. "No soy nada optimista. Las dos partes tenemos que ceder en algo y estas empresas están acostumbradas a imponer las condiciones", vaticina el representante de CGT, que ha pedido la presencia del consistorio en esta reunión. 

Precedente en el 2017

Los trabajadores del Bicing ya hicieron una primera huelga de 15 días, en ese caso con paros parcial, en julio del 2017 para denunciar la precariedad laboral. Cada día efectuaron tres paros de hasta cuatro horas en cada turno, que afectaban a los servicios de transportedistribución y mantenimiento de las bicicletas, y los trabajadores se concentraron junto a la sede central del servicio en y la plaza de Sant Jaume con pancartas en las que se podía leer “Bicing en huelga. Basta de precariedad económica y laboral”.

Uno de los efectos más evidentes durante esas dos semanas de huelga fue la distribución irregular de las bicis por la red de estaciones. Así, en la parte baja las estaciones de los barrios estaban llenas, mientras en algunos barrios era prácticamente misión imposible encontrar una bici. En esta ocasión, con una huelga indefinida y desde las siete de la mañana hasta la finalización de la jornada, los inconvenientes para los usuarios podrían ser mayores pues además el sindicato prevé un seguimiento masivo. En las asambleas, la huelga fue ratificada por más de un 95% de la plantilla, asegura el representante de CGT a este diario.

Temas Huelgas Bicing