Ir a contenido

Primer día del operativo

Los manteros vuelven de noche al puerto de Barcelona tras la retirada de la policía

A las 22.00 horas terminó el dispositivo por el que un centenar de agentes tratan de evitar la ocupación del espacio de los vendedores ambulantes

El Periódico

Los manteros vuelven al Port Vell por la noche, tras la retirada de la policía. / FOTO Y VÍDEO: MIQUEL CODOLAR / ACN

Una treintena de manteros han vuelto la noche de este lunes a la zona del Port Vell de Barcelona una vez el dispositivo policial se ha retirado del lugar a las 22.00 horas. Los manteros se han instalado en el paseo Joan de Borbó, en una zona aproximada que va desde el Museo de Història de Catalunya hasta el inicio de la Via Laietana. También se ha visto a algún vendedor ambulante en la zona de Colón, al final de la Rambla. 

Hay que recordar que Barcelona ha puesto en marcha este lunes su mayor dispositivo contra el ‘top manta’. Un total de 100 agentes de los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y la Policía Portuaria se instalarán permanentemente de 9.30 a 22.00 horas para impedir que los manteros coloquen en sus puntos habituales con el objetivo de erradicar la venta ambulante ilegal en la vía pública. 

Según ha informado el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, se trata de una intervención de saturación para impedir que los vendedores ambulantes lleven a cabo su actividad, y que lo mantendrán a lo largo del tiempo. Así, Batlle ha explicado que no van a poner "plazos" sobre cuándo terminará el 'top manta' y que el dispositivo policial se irá modulando en función de las circunstancias de cada momento, aumentando o disminuyendo el número de agentes si es preciso.

Quejas de empresarios

Este dispositivo policial contra la venta ambulante no autorizada da continuidad, según la Urbana, a otros dispositivos desplegados en los últimos meses en los principales puntos donde se produce este fenómeno, como en la plaza de Catalunya y el Portal de la Pau. Los efectivos policiales están en las zonas donde acostumbran a colocarse decenas de vendedores de 'top manta' que venden mercancías como bolsos, zapatillas, gafas de sol, pañuelos y ropa deportiva, entre otros productos. La operación llega tras las demandas de restauradores y comerciantes contra estos mercadillos iegales. 

Ahora, la presencia de agentes evita que los vendedores coloquen las mantas y, en caso de que alguno se instale, se le ordena que desaloje la zona. En efecto, este lunes, el primer día del nuevo dispositivo policial, los mercadillos de la Barceloneta habían desaparecido. Aunque por la noche, una vez acabada la presencia policial, los vendedores volvieron a sacar las mantas.