Ir a contenido

Albert Batlle: "Es inadmisible que lo primero que vean los turistas al llegar a Barcelona sean los manteros"

El teniente de alcalde promete firmeza contra el top manta y reclama apoyo judicial contra la multirreincidencia en el pequeño delito

Cree que los problemas de inseguridad van asociados al éxito de las ciudades y defiende la aportación del turismo a la economía de la ciudad

Toni Sust / J. G. Albalat

Entrevista con Albert Batlle, nuevo teniente alcalde de seguridad. / ELISENDA PONS

Cinco personas han muerto en Barcelona en el último mes de forma violenta. La seguridad es desde enero, y por primera vez en diez años, el principal problema que dicen tener los barceloneses. Albert Batlle, nuevo teniente de alcalde de Seguridad, se propone revertir la situación. Tiene otros frentes abiertos, menos dramáticos pero no menos complejos: la lucha contra los hurtos, la gestión del top manta.

¿Qué decirle a los barceloneses para que no tengan miedo ante un nuevo homicidio?

Que esta situación ni es crónica ni irreversible. El jueves me reuniré con el sector del ocio nocturno del frente marítimo y el Port Olímpic para analizar la situación.

¿Limitar, reducir o cerrar esa zona de ocio es una solución?

Es una posibilidad que está sobre la mesa. Hay que ver qué concesiones deben renovarse y cuáles no. Hay que limitar o eliminar los usos más perjudiciales y diversificar los existentes. Aumentar la seguridad privada dentro de los locales y reforzar la seguridad pública.

¿Cómo puede convencer a la gente de que Barcelona es una ciudad segura y no violenta?

Hablamos de una crisis del delito de baja intensidad. El hurto, el pequeño robo. Quizá ha habido una escalada de los robos con fuerza o con violencia, pero Barcelona, respecto el delito grave, no está en una situación preocupante. Si comparas los datos de delitos contra las personas, asesinatos, homicidios, lesiones graves, estamos en niveles inferiores a las ciudades con las que competimos.

" Si comparas los datos de delitos contra las personas, asesinatos, homicidios, lesiones graves, estamos en niveles inferiores a las ciudades con las que competimos"

Los pequeños delitos, como los hurtos, son los que afectan a más gente.

Nos lo dijeron los cónsules: la de gestiones que tienen que hacer para gente que se queda sin documentación. Si vas a una ciudad para pasar tres días y tienes que dedicar uno a hacer papeles para volver a tu país, difícilmente volverás a esa ciudad.

¿La ocupación policial de las zonas donde hay manteros es un punto de inflexión?

Es la línea que seguiremos.

"Si vas a una ciudad para pasar tres días y tienes que dedicar uno a hacer papeles para volver a tu país, difícilmente volverás a esa ciudad"

¿Ya no se verán manteros en Barcelona?

Hay que ser realista: lo que se tiene que intentar es que el fenómeno no se desborde.  Es una actividad ilegal y como tal la combatiremos.

¿Es una consecuencia del turismo? El top manta resulta bien visible para los turistas.

Salen del barco y lo primero que se encuentran es la oferta de los manteros. No es admisible. Se trata de ver qué hacemos primero: inserirlos laboralmente para que dejen la manta o ejercer presión en el colectivo para que deje la manta y se busque otras actividades.

¿La inseguridad se solventa solo con más policía?

Es una condición necesaria, no suficiente. Está claro que Barcelona tenía un déficit de presencia policial.

Batlle, en el ayuntamiento, el pasado jueves. ELISENDA PONS

La plantilla de la Guardia Urbana se ampliará.

Sí, el acuerdo de gobierno (entre Barcelona en Comú y el PSC) prevé la incorporación de 1.000 agentes en cuatro años. En cuanto a los Mossos, el conseller anunció que a principios de otoño se incorporarán 300 agentes en Barcelona.

¿El ayuntamiento se plantea pedir al futuro Gobierno central cambios en el Código Penal contra la multirreincidencia?

Pedimos una modificación del Código Penal muy sencilla, no se precisa un gran abordaje. Hay que cambiar tres letras sobre el tema de la multirreincidencia.

¿Qué se persigue?

Luchar contra la impunidad con pena de cárcel para la reiteración delictiva. Una cosa es robar un jamón en un supermercado y otra hacerlo 40 veces, como en el caso de los carteristas del metro. Hay bandas organizadas que se dedican al delito de baja intensidad porque no tiene la corrección penal suficiente.

"Una cosa es robar un jamón y otra hacerlo 40 veces, como en el caso de los carteristas del metro"

Introducen la posibilidad de la expulsión del extranjero que comete el delito.

Es una posibilidad contemplada en la ley de extranjería, una ley vigente. ¿Las leyes las cumplimos o no? Quien no esté de acuerdo con la ley de extranjería que emplee los mecanismos para modificarla, pero mientras esté vigente debe aplicarse.

¿Parte de la delincuencia viene asociada al turismo?

La delincuencia es una consecuencia no deseada del éxito de la ciudad.

¿Cómo rebatir a los que destacan los efectos indeseados del turismo?

Es un tema de cálculo económico, de lo que el turismo aporta a Barcelona, que luego se redistribuye como servicios públicos. El turismo es una industria nuclear para la ciudad.

Aparecen patrullas ciudadanas contra la delincuencia.

Esta no puede ser nunca la solución. Es admisible una exigencia de intervención de la administración y por los cuerpos policiales. No es admisible  la autoorganización ciudadana contra la delincuencia. Lo hemos visto con el caso de Desokupa.

"La de las patrullas ciudadanas no puede ser la solución. No puedes ir al curandero porque el médico no te atiende"

Pero eso pasa por falta de eficacia de las administraciones.

Pero porque el médico no te atiende no puedes ir a un curandero. Que nos exijan y nos arremangaremos.

Los hurtos se multiplican, pero la violencia en Barcelona se ha incrementado.

Nos negamos a creer que los tiroteos que ha habido forman parte de un algo irreversible, cronificado.

Parece que ha pasado un año, pero sus declaraciones sobre el retorno de los menas a sus países levantaron ampollas.

Es un tema ya reconducido.

¿Qué hacemos con ellos?

Que se haga el ejercicio efectivo de la tutela de la administración. Es un tema que desborda el marco de la administración local, la autonómica y probablemente la estatal. Y afecta también a los países de origen. Marruecos no es un Estado fallido. Tiene que ser posible la interlocución con las autoridades marroquís para buscar una solución. Los niños que duermen en la calle pueden ser objeto de explotación sexual, introducción en la delincuencia, agresiones.

Como los asaltos a centros de menores.

Efectivamente. Y eso liga con lo que decía de las patrullas ciudadanas. Corre la voz que un mena ha cometido una agresión y aparecen hordas que quieren perseguirlo.

¿Narcopisos?

Hay que cruzar los dedos cuando decimos que se ha solucionado un problema, pero es cierto que tras la operación conjunta de hace un mes, el tema ha descendido de forma radical.

Pero se han instalado en La Mina, en Santa Coloma. Se van a la periferia.

Hay que intentar extirpar el tumor, no dispersarlo. He hablado con el alcalde de Sant Adrià y con la alcaldesa de Santa Coloma. Estamos pensando en crear una mesa de coordinación metropolitana de seguridad.

"He hablado con el alcalde de Sant Adrià y la alcaldesa de Santa Coloma de crear una mesa metropolitana de seguridad"

¿Es partidario de cerrar el CIE de la Zona Franca? El gobierno anterior lo hizo, sin efecto.

No quiero contestar con un sí o un no, no quiero generar un titular.  Se tomó una decisión que no se podía tomar. Mientras no cambie la ley de extranjería, dice lo que dice. Un responsable de seguridad debe aplicar la ley.

"Nadie se siente cómodo con la situación de Joaquim Forn. Me gustaría mucho verlo aquí desempeñando sus funciones. No depende ni de él ni de mí"

La sentencia del procés puede generar tensión. ¿Qué habrá que hacer?

Canalizar las emociones.

¿Cómo ve la situación de  Joaquim Forn?

Nadie se siente cómodo con su situación. Nuestra relación personal siempre ha sido muy estrecha y lamento mucho la situación en la que se encuentra. Me gustaría mucho verlo aquí desempeñando sus funciones. No depende ni de él ni de mí.