Ir a contenido

medidas antiespeculación

Europa premia las políticas de vivienda de Barcelona

El Festival Internacional de Vivienda Social, celebrado en Lyón, reconoce la labor del consistorio en su lucha contra la gentrificación

El Periódico

La Borda, cooperativa de vivienda finalista en unos premios europeos

La Borda, cooperativa de vivienda finalista en unos premios europeos / JOAN MATEU PARRA

Barcelona gana un premio europeo por su lucha contra la gentrificación. El jurado de la segunda edición del Festival Internacional de Vivienda Social, celebrado en la ciudad francesa de Lyón, reconoce así el trabajo realizado por el ayuntamiento, que a pesar de no tener un gran parque de vivienda público y asequible, ha creado algunas herramientas para hacerlo crecer como el impulso a la rehabilitación de las viviendas con medidas que protegen a los inquilinos y contienen los procesos de gentrificación.

El concejal de vivienda en funciones, Josep Maria Montaner, en representación del gobierno municipal, ha recogido el premio y subrayado el esfuerzo realizado durante su mandato a través del ente instrumental Institut Municipal d’Habitatge i Rehabilitació (IMHAB). “Como activista de la vivienda, la alcaldesa Ada Colau fue escogida hace cuatro años con el objetivo de transformar las políticas de vivienda de la Barcelona partiendo de la nada, de la inexistencia de políticas de vivienda”, ha afirmado.

El premio supone un reconocimiento a las políticas anti-especulación integradas en el Plan para el Derecho a la Vivienda 2016-2025, una hoja de ruta que ha permitido “movilizar viviendas privadas para destinarlas a viviendas sociales y asequibles, especialmente en barrios con el problema de la gentrificación, donde no se disponía de terrenos ni de viviendas públicas”, según Montaner. En total, a través de esta línea de ampliación del parque vivienda asequible, el consistorio adquirió más de 700 inmuebles. 

El jurado también ha valorado otras líneas de actuación impulsadas en los últimos cuatro años por el consistorio barcelonés como la prevención y la atención de la emergencia habitacional y la exclusión residencial con ayudas para las personas que no pueden pagar sus viviendas y la creación de medidas innovadoras como la Unidad Contra la Emergencia Residencial (UCER); las medidas para garantizar el buen uso de las viviendas, ejerciendo los derechos de tanteo y retracto; y el impulso municipal a la construcción de nuevas promociones públicas -con 3.000 viviendas en construcción o en proyecto, según el IMHAB-, por citar algunas. 

Con un tono más autocrítico, el concejal en funciones ha reconocido que “falta mucho por hacer” y pidió colaboración a otras administraciones, como la Generalitat y el Gobierno Español, para “garantizar el derecho a una vivienda asequible”.

La Borda, finalista

Un total de 86 proyectos procedentes de 16 países participan estos días, del 4 al 8 de junio, en el festival, promovido por la asociación europea Housing Europe y la Federación Internacional de Inquilinos. Entre los ganadores de otras categorías destacan la ciudad holandesa de Roosendal, en la categoría de innovación y transición energética; la ciudad italiana de Torino, en la categoría de empoderamiento de equipos; y  la ciudad alemana de Berlín, en una categoría que premiaba las acciones que fomentan la igualdad de oportunidades y en la que quedó finalista el proyecto La Borda, una cooperativa de viviendas en cesión de uso nacido en Can Batlló en un solar cedido durante 75 años por el Ayuntamiento de Barcelona.