Ir a contenido

URBANISMO

Vecinos de la Sagrada Família piden que se anule el acuerdo entre Colau y el templo

Los afectados piden que se terminen las obras de la basílica respetando los límites actuales

Lamentan que el plan no aborde el asunto de la escalinata, que conllevaría derribos en dos manzanas

Gisela Macedo

La Sagrada Família. 

La Sagrada Família.  / Albert Bertran

La Asociación de Vecinos de la Sagrada Família y la Comisión de Afectados por el Plan General de Metropolitano (PGM) han anunciado este martes las alegaciones que han presentado al acuerdo entre el templo de la Sagrada Família y el Ayuntamiento de Barcelona, con el que los vecinos no están de acuerdo. Piden que se anule el plan urbanístico en trámite y que se termine el templo "respetando los límites de los vecinos".

El consistorio ha aprobado inicialmente dos documentos: una modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) y un Plan Especial Urbanístico Integral (PEUI) de la manzana del templo, que permite que los responsables de la basílica puedan solicitar la licencia de obras para continuar con los trabajos, que está previsto que finalicen en el año 2026.

No se menciona la escalinata

Los vecinos lamentan que el plan urbanístico no se pronuncia sobre la construcción de la escalinata que proyecta la Junta Constructora de la Sagrada Família ante la Façana de la Gloria y que afectaría a parte de dos manzanas entre las calles Mallorca y Aragó. En total, unas 3.000 personas y 300 negocios serían desalojados.

Sin embargo, el pacto sí prevé la construcción de un voladizo de cinco metros de ancho sobre unas columnas que ya están construidas, algo que los vecinos ven como el inicio encubierto de las obras de construcción la escalinata. Acerca su levantamiento, desde el ayuntamiento ya anunciaron que abordarán el asunto más adelante, lo que desde la Asociación de Vecinos consideran una maniobra para ir forzando el planeamiento “a trocitos” para que, finalmente, puedan construir la escalinata.

Por otra parte, el mismo plan prevé que el templo ocupe 2,5 metros más de la calle Provença, anulando un carril de circulación, una operación que desde la asociación de vecinos consideran inadecuada por el hecho de ser una de las calles más concurridas de la capital.

Los vecinos piden diálogo

Ante esta situación, la asociación reclama un diálogo con el consistorio para abordar el asunto de la expansión del monumento prevista por encima de la calle Mallorca. Carme, una de las vecinas afectadas, ha asegurado que “ningún político, desde el año 1975 hasta la fecha, ha tenido la valentía de sentarse a hablar con el templo y con nosotros para buscar una solución”.

Futuras movilizaciones

Para dar visibilidad a su causa, los afectados han anunciado llevarán a cabo cuatro movilizaciones desde el mes de febrero hasta mayo, la primera de ellas el día 13 de febrero y, a partir de esa fecha, el tercer miércoles de cada mes.

En segundo lugar, prevén realizar actos divulgativos en los barrios para “luchar contra los bulos que se difunden desde el templo”. Además, han anunciado que plantearán algunos debates a nivel de ciudad en colegios profesionales (el de arquitectos ha pedido también la marcha atrás del plan) y, por último, la celebración de un acto en el mes de mayo para que los distintos grupos políticos puedan pronunciarse acerca de este asunto.