EQUIPAMIENTOS Y ESPACIO PÚBLICO

La recta final del Pla de Barris: unas 60 actuaciones durante el 2019

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 87 millones de euros a combatir las desigualdades en los 16 barrios más vulnerables de la ciudad

Representación de las nuevas escaleras en La Teixonera

Representación de las nuevas escaleras en La Teixonera

4
Se lee en minutos
Luis Benavides
Luis Benavides

Periodista

ver +

El Pla de Barris para este mandato (2016-2019) encara su recta final con 58 obras encima de la mesa. La teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz, considera que este año “es clave para ejecutar 87 millones de euros en construcciones, reformas y mejoras” relacionadas principalmente con el espacio público y comunitario, pero también con la educación y la accesibilidad.

Los primeros Pla de Barris en la capital catalana, una iniciativa diseñada originalmente por el Gobierno municipal tripartito, se pusieron en marcha para combatir las desigualdades en los barrios con una mayor desigualdad. Con la llegada de Ada Colau al consistorio, la actuación hasta entonces circunscrita al eje del Besòs se amplió hasta un total de 16 barrios (de los 73 de la ciudad)eje del Besòs “con mucho consenso político y social”, como ha recordado Sanz.

El consistorio ha hecho balance este domingo de un programa que “sigue su curso a pleno rendimiento” tras ejecutar 21 obras en estos barrios y ha anunciado otras 58 a lo largo del 2019 con el objetivo de mejorar la situación de los barrios y rebajar en la medida de lo posible las desigualdades sociales que sufren los vecinos. Por tipología, 27 de los 87 millones de euros del presupuesto para este año se destinarán a una veintena de obras para mejorar espacios públicos y comunitarios.  Las mejoras de la accesibilidad (escaleras mecánicas, ascensores) y conectividad  entre barrios y la reformas en equipamientos comunitarios suponen el 27,24 (23,6 millones) y el 24,24% (21 millones) del presupuesto respectivamente. Las 11 actuaciones previstas en centros educativos, por su parte, suponen el 17,4% del presupuesto total para este año (15 millones).

Proyectos destacados

De entre las 58 actuaciones previstas destacan la reurbanización de la Via Trajana, considerada una de las áreas más aisladas a nivel urbano y social del barrio de La Verneda i la Pau, y las mejoras de los espacios entre bloques de las calles de Aiguablava y Portlligat, en La Trinitat Nova, una demanda histórica de los vecinos. Respecto a la primera, el proyecto persigue convertir esa vía en un eje cívico y mejorar la conectividad, generar nuevos usos sociales y comunitarios como espacios de petanca y huertos urbanos. Las obras comenzarán en mayo y se podrían alargar un año. En el caso los espacio entre bloques, la reforma arrancará este febrero y se centrará en suprimir barreras arquitectónicas, renovar el arbolado que levanta el pavimento y mejorar así la circulación de los peatones.

Tres espacios públicos de Ciutat Vella serán renovados durante el esprint final del Pla de Barris: la Rambla del Raval, la plaza de Vázquez Montalbán y la plaza de Salvador Seguí. Los tres suman 19.000 metros cuadrados y están englobados en un mismo proyecto con 1,1 millones de euros de presupuesto. El objetivo principal: mejorar su interconexión y favorecer los usos vecinales y de la vida cuotidiana. Este 'lifting' en el corazón del distrito histórico de la ciudad incluye el traslado del Gat de Botero, que ganará protagonismo al ocupar una zona central del paseo, y la instalación de una nueva iluminación, un aspecto clave para garantizar la confortabilidad y reducir así la sensación de inseguridad cuando cae la noche. La obras comenzarán en febrero y está previsto que duren seis meses.

Una de las actuaciones más destacas en cuanto a accesibilidad es la instalación de más escaleras mecánicas en la Teixonera, concretamente en la calle de Mare de Déu dels Àngels y en las escaleras del pasaje de los Canadencs. Con estas acciones, dotadas con un presupuesto total de unos 2,5 millones de euros, el gobierno municipal quiere “dar apoyo a la salud y a la gente mayor en dos barrios donde viven unas 4.4000 personas mayores, un 34% de los cuales tienen 80% años o más”. Las escaleras mecánicas serán de doble sentido y tendrán un horario de funcionamiento regulado.

Centros educativos y deportivos

El nou Institut Escola Trinitat Nova  es uno de proyectos en el ámbito educativo destacados por el Ayuntamiento de Barcelona. Este proyecto con 52,2 millones de presupuesto servirá para unificar conceptualmente dos antiguos centros –separados por la calle de Palamós- que serán reformados integralmente y añadirá nuevas piezas al polo educativo en La Trinitat Nova: un nuevo espacio para dar cobertura al funcionamiento ordinario del centro y una biblioteca-mediateca abierta al vecindario.

Imagen virtual del nuevo Institut Escola Trinitat Nova / Ajuntament de barcelona

El presupuesto de Pla de Barris también servirá cubrir la pista deportiva de Campillo de la Virgen, en la Zona Nord. En total, el Ayuntamiento invertirá algo más de 882.000 euros para adecuar este espacio tan valorado por los vecinos. “Las instalaciones ya contaban con petancas, espacios deportivos informales y juegos infantiles pero ninguna de estas instalaciones etaba cubierta, tal y como hace tiempo que reclamaba el vecindario para poder practicar deporte, y celebrar actividades de la fiesta mayor, verbenas y conciertos”, detallan fuentes municipales.

Los inicios del plan de choque

Noticias relacionadas

El Pla de Barris del gobierno de Colau, un auténtico plan de choque anti-desigualdades con 150 millones de presupuesto, consta de 10 planes desplegados en 16 barrios, los más vulnerables según los datos socioeconómicos. Los planes se dividen en tres ejes: Besòs (La Verneda i La Pau, Bon Pastor-Baró de Viver, Trinitat Vella y El Besòs i el Maresme), Montaña-Colinas (Roquetes, Trinitat Nova, Zona Nord y Sant Genís dels Agudells i la Teixonera) y Litoral (La Marina y Raval Sud-Gòtic Sud).

Cada plan, cada actuación, se ajusta a las necesidades e idiosincracia de cada barrio. Como ha recordado Sanz, el gobierno municipal “ha desarrollado una manera de hacer diferente”, trabajando codo con codo con los vecinos y con las entidades que ya llevan años funcionando en ese territorio. Además para las actuaciones consideradas de especial magnitud, el consistorio impulsa procesos participativos abiertos al vecindario, como en el caso de la Via Trajana en la Vernada i la Pau o de la Rambla del Raval en el Raval Sud.