Ir a contenido

Barceloneando

37 historias para cambiar la historia

Alumnas de las Domíniques de Barcelona relatarán su lucha feminista en un documental

Tras el pasado 8 de marzo, se organizaron para reflexionar sobre el machismo "normalizado"

Toni Sust

Algunas de las alumnas de 4o de ESO de las Domíniques de lEnsenyament, el pasado jueves en el colegio.

Algunas de las alumnas de 4o de ESO de las Domíniques de lEnsenyament, el pasado jueves en el colegio. / FERRAN NADEU

El pasado 8 de marzo no fue como los anterioresLa huelga feminista y las manifestaciones que tuvieron lugar registraron un impacto más que considerable. La onda expansiva alcanzó de lleno a 53 estudiantes de les Domíniques de l’Ensenyament de Barcelona, alumnas de las tres líneas de cuarto de la ESO, que entonces, y solo entonces, llegaron a la conclusión que desde el inicio de la secundaria, tres años atrás, habían sufrido situaciones machistas de intensidad variable, sin reparar en ellas "porque estaban normalizadas", cuenta una de las estudiantes.

Entonces, se pusieron a rememorarlas. Las escribieron a mano y las pasaron a ordenador. Son historias anónimas. No importaba a quién en concreto le sucedió qué ni era cuestión de sacarle los colores a nadie. Una vez las tuvieron preparadas, se reunieron en círculo con los chicos -se sentaron por este orden, chico, chica, chico, chica- y ellas leyeron en voz alta los textos. "Alguno bajó la cabeza al escuchar la historia. Algunos se emocionaron. Era una realidad que no tenían presente". La lectura pública se produjo, casualidades de la vida, el día que se conoció la sentencia de 'La manada' y estalló la indignación.

El pasado jueves, precisamente unas horas antes de que se conociera que los integrantes de la manada podrían salir en libertad provisional, algunas de esas alumnas relataron a este diario cuál ha sido su experiencia y cuál su objetivo: hacer un documental sobre su proceso de "empoderamiento". El título: 37 historias. Para lograrlo, recaudan el dinero necesario para la película en la plataforma de 'crowfunding' sin ánimo de lucro Goteo. No hablamos de

Las estudiantes recaudan dinero para costear la película sobre su experiencia

un presupuesto prohibitivo. Se han marcado un objetivo mínimo, 3.600 euros, y uno óptimo, 5.300 euros. Este sábado ya habían superado los 3.000 euros, de manera que el objetivo óptimo se antoja viable.

Alumnos más jóvenes

"Ahora analizo las cosas y veo que he sufrido machismo directo y no he tenido las herramientas para defenderme", explica una de las 53 alumnas que están detrás del proyecto. Por eso el colectivo ha recorrido las clases de alumnos de menor edad para que tengan más información que sus predecesoras. En algunos encontraron más interés que en otros.

Una de las claves, explica una de las tres tutoras del curso, ha sido la de no excluir a sus compañeros masculinos ni señalarlos, aunque alguno se dio por aludido: una semana antes de que las 37 historias fueran leídas en público, un chico pidió perdón ante sus 53 compañeras por un hecho concreto del que había sido responsable. Hecho que ellas no desvelan, como tampoco las 37 historias en sí mismas centran el interés de este proyecto. No quieren propiciar el morbo con esos relatos. El documental, indican en la página en la que recogen dinero, "es el testimonio en primera persona de chicos y chicas que han adquirido conciencia feminista y la han llevado a la práctica".

Otros colegios

Las imágenes ya se han rodado. En principio la idea era que el documental tuviera una duración cercana a la media hora, aunque hay material para llegar a una hora. La película, producida por InGirum, la dirigen Olvido Coloma y Adrià Guardiola. Se podrá ver en catalán con subtítulos en castellano. La previsión es que esté acabado en septiembre. Contará con una preestrena en el colegio, se ofrecerá a televisiones generalistas y al final se colgará en Youtube. Antes de todo eso, se enviará a algunos de los que aportaron donaciones. La difusión de su experiencia es algo relevante para estas chicas, que están especialmente ilusionadas con la posibilidad de que alguien las imite, de que otros colegios se apunten a su experiencia.

Cuentan las adolescentes que sus padres están orgullosos por su iniciativa, que algún abuelo no ha acabado de comprenderla y que los chicos de la clase, que apenas contaron con presencia en la manifestación de la tarde del 8 de marzo, sí asistieron en un número considerable a la de rechazo de la sentencia del caso de la manada. A la vista del último coletazo del caso, todo indica que las alumnas tendrán motivos de sobras para mantener su activismo.

Temas: Barceloneando

0 Comentarios
cargando