Ir a contenido

CONFERENCIA EN MADRID

Colau pide al nuevo Gobierno la reforma "inmediata" de la ley del alquiler

La alcaldesa aprovecha la marcha de Rajoy para poner sobre la mesa las reivindicaciones que éste despreció

Barcelona también quiere más financiación para el transporte público y acabar con "la asfixia" de Montoro

Manuel Vilaseró

Ada Colau y Manuela Carmena en un desayuno informativo en Madrid el pasado 11 de junio.

Ada Colau y Manuela Carmena en un desayuno informativo en Madrid el pasado 11 de junio. / JOSE LUIS ROCA

No podía ser más oportuna la presencia de Ada Colau en un Madrid en plena efervescencia tras el cambio de Gobierno. La alcaldesa de Barcelona ha participado en un desayuno informativo en el que ha lanzado varias peticiones dirigidas al recién investido Pedro Sánchez, la más importante y urgente de ella, la reforma de la ley de arrendamientos urbanos (LAU). Un cambio destinado a acabar con "la nueva oleada especulativa" que afecta a las viviendas de alquiler especialmente en Madrid y Barcelona.

Las dos claves de esa reforma son las mismas que han venido proponiendo los denominados ayuntamientos del cambiola ampliación a por lo menos cinco años de la duración mínima de los contratos y un sistema de regulación de precios como "el que tienen otras ciudades (París y Berlín), que impida las subidas abusivas".

"El 40% de los pisos en Barcelona están en régimen de alquiler y nos tememos que las familias vuelvan a hipotecarse por encima de sus posibilidades", ha advertido Colau, avisando que esto sería no solo pernicioso socialmente sino también desde el punto de vista económico. "Si otra vez todo el esfuerzo de las familias se va en pagar la vivienda, se desviaría un dinero que en otro caso iría a otros sectores", ha añadido la exactivista de la PAH. 

Sánchez podría levantar el veto

Colau quiere que Sánchez intervenga "de inmediato", lo que no es un brindis al sol. No sería necesario ni siquiera que el Ejecutivo elaborase un proyecto de ley. Dos proposiciones de ley de reforma de la LAU, presentadas por el PSOE y Unidos Podemos, están en trámite en el Congreso, aunque el nuevo presidente no menciono la cuestión en su discurso de moción de censura. 

La de los socialistas fue vetada por el Gobierno de Rajoy porque afectaba a los presupuestos, pero Sánchez tiene la facultad ahora de levantar este veto. La segunda pasó el filtro del anterior Ejecutivo y está pendiente de que se vote en el pleno su admisión a trámite.

Supresión de desgravaciones

Cualquiera de las dos iniciativas podría servir para dar el pistoletazo de salida a la reforma aunque la socialista se queda muy corta respecto a la regulación de los precios, a juicio de la alcaldesa de Barcelona. Solo ofrece mantener las actuales desgravaciones del IRPF a los propietarios que no sobrepasen unos máximos de precio que podrían marcar las administraciones locales o autonómicas. Para el resto, la actual desgravación del 60% sobre el rendimiento neto quedaría eliminada.

La propuesta socialista obligaría también a destinar 600 millones de euros anuales a la financiación de viviendas sociales, una cantidad que desde Unidos Podemos también se considera insuficiente.

4.000 pisos en marcha

Colau no ha entrado en cantidades pero ha puesto como ejemplo lo hecho por Barcelona donde, ha asegurado, "se ha multiplicado por dos la inversión en vivienda pública. "Hemos activado la construcción de más de 4.000 viviendas en pocos años frente a las 7.000 que nos encontramos al llegar", ha sacado pecho.

Lo que no parece tener mucho sentido es la iniciativa de la Generalitat, que con objetivos parecidos a los que persigue Colau, pretende reformar la LAU solo para Catalunya, algo para lo que está facultada. Salvo que lo que se busque sea el enfrentamiento político a través del recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) que a buen seguro presentaría el Gobierno.

Reunión con Sánchez

Colau también le ha pedido a Sánchez un aumento de la financiación del transporte público y que ponga fin a la asfixia económica impuesta por el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro a los gastos de los municipios. "Es el momento de renegociar el modelo de financiación", según Colau, para corregir el reparto desequilibrado entre los tres niveles de administración en el que el municipal solo se lleva el 15%.

Estas peticiones se las quiere presentar en persona al presidente del Gobierno en una reunión que ya le ha solicitado. Desde su nombramiento han intercambiado y mensajes y en las próximas horas Colau le enviará una carta para que conozca los planteamientos de Barcelona, según fuentes de la alcaldía.

El desaire del Congreso

La alcaldesa no se desanimó aunque en uno de sus últimos viajes a Madrid, cuando vino a presentar su propuesta de reforma de la LAU a los grupos parlamentarios del Congreso, se negaron a recibirle los socialistas y los de Ciudadanos.

Ahora cree que la situación política es más propicia para el diálogo tras acceso del PSOE al poder pero no cree que fuera un error ni piensa replantaerse la ruptura con el PSC que dejó su alcaldía con una mayoría muy precaria. La intención de los socialistas de descabalgar a la alcaldesa de Badalona con el apoyo de concejales del "lo hace más díficil", según Colau.

"Los socialistas tienen en Catalunya dos almas. Nos entendemos en las políticas sociales pero cuando secundan las políticas más duras del PP, como en Badalona, entonces se aleja de nosotros", ha criticado antes de destacar que le parece "inconcebible" que el PSC se esté aliando con el PP "más racista y de derechas".

En el desayuno no ha estado ningún alto cargo del Gobierno. El dirigente socialista más destacado ha sido, Ángel Gabilondo, jefe de filas del PSOE en el parlamento regional.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.