24 oct 2020

Ir a contenido

Om, 9 / Ayuntamiento de Barcelona

Dos 'narcopisos municipales' con 'narcoportero'

El Patronat Municipal de l'Habitatge tiene en este edificio dos apartamentos ocupados por traficantes

El bloque cuenta con un 'narcoportero' que custodia las entradas y salidas del inmueble

Beatriz Pérez

El edificio de Om, 9.

El edificio de Om, 9. / FERRAN NADEU

Cualquier piso vacío en el Raval es susceptible de convertirse en un narcopiso: incluso los que son propiedad del ayuntamiento. Ha sucedido, por ejemplo, con el bloque número 9 de la calle del Om, que pertenece al Patronat Municipal de l'Habitatge. Dos viviendas de este edificio son pisos de la droga. O, mejor dicho, un 'narcopiso municipal'. Los Mossos activaron una operación policial contra ambos poco antes de Navidad. Según los vecinos, sin embargo, el menudeo no se ha detenido. 

Este finca fue adquirida por el Ayuntamiento de Barcelona mediante la fórmula administrativa del tanteo y retracto, con el propósito de tejer vida en el barrio y ofrecer viviendas de protección oficial. Pero el resultado, en dos de los domicilios del bloque, no ha sido el esperado. En verano, la problemática era aún más intensa. Y no solo porque la plaga de narcopisos era entonces más lacerante, sino porque con ella el fenómeno del narcoturismo se acentuó: es decir, turistas que vienen a Barcelona (y muy especialmente, al centro de la ciudad, al Raval), aprovechando el buen tiempo, para drogarse.

En Om, 9, además, suele haber un 'narcoportero', que también era mucho más visible en verano, cuando custodiaba la entrada al edificio sentado desde una silla en la calle. Estos dos narcopisos tienen un alquiler en regla y pagan los gastos a la comunidad. Esto aleja todavía más la posibilidad de expulsarlos.