Borraron el día de Sant Jordi

'La cultura oficial de la BCN franquista' muestra la represión de toda tradición catalana

Exposición sobre ’La cultura oficial de la Barcelona franquista’. / / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
CRISTINA SAVALL / Barcelona

Los libros editados en catalán desaparecieron en el primer Sant Jordi de la posguerra, que durante el largo, gris y sombrío franquismo pasó a llamarse la Fiesta de las Letras. Es más, desde 1936, inicio de la guerra civil, esta festividad tan vivida en Catalunya no se celebraba oficialmente. De eso y de toda la represión que padeció la cultura tradicional barcelonesa, con vistas a reforzar la idea de exaltar el nacionalcatolicismo, versa 'La cultura oficial de la Barcelona franquista', exposición que hasta octubre acoge el Arxiu Històric de Barcelona.

Noticias relacionadas

Para las familias catalanas, seguía siendo la diada de la rosa y del libro, fiesta en la que no podía faltar una edición en lengua catalana, pero para el ayuntamiento franquista gobernado por Miguel Mateu era todo lo contrario: era el día en que se promocionaban las 'Palabras del caudillo' y 'Discursos de José Antonio'. Mateu entró en Barcelona el 26 de enero de 1939 con las tropas de Franco, y al día siguiente fue nombrado alcalde de la ciudad, cargo que ocupó hasta 1945. «Durante su mandato, la política cultural tenía como objetivo depurar la tradición catalana, laica y democrática. La imagen de Barcelona tenía que estar en concordancia con la de una única España», asegura Mireia Capdevila, comisaria de la exposición junto a Eulàlia Pérez.

>>Lea la información completa sobre la exposición del Arxiu Històric de Barcelona en e-Periódico