Ir a contenido

Centros comerciales de Sant Martí mejoran la seguridad

La policía atenderá in situ a afectados por robos en Glòries y en Diagonal Mar

Los vecinos creen que ha aumentado la inseguridad y piden más agentes de barrio

DAVID PLACER / BARCELONA

La policía agilizará las denuncias por hurtos en los centros comerciales del distrito de Sant Martí para intentar que los afectados informen más a los cuerpos de seguridad de este tipo de delitos. Los Mossos d'Esquadra se reunieron la semana pasada con representantes del centro comercial Glòries para informar que las patrullas acudirán a sus instalaciones para tomar declaración cuando se trate de robos sin violencia.

La policía cree que muchos usuarios y comerciantes de los centros comerciales dejan de denunciar por falta de tiempo para desplazarse a las comisarías, una omisión que dificulta la persecución de los delincuentes. El método ya ha sido implantado en algunas zonas comerciales de Nou Barris, donde las patrullas llevan impresos que facilitan el proceso de denuncias.

El pasado lunes, los responsables de seguridad del centro comercial Glòries se reunieron con los Mossos para coordinar las medidas de seguridad contra los robos en el centro comercial. La policía cree que las denuncias que se procesan el mismo día serán mucho más afectivas que si se realizan, por falta de tiempo, unos días después del robo. Los mossos informarán la medida próximamente al centro comercial de Diagonal Mar, donde también se aplicará.

FIRMAS CONTRA LA INSEGURIDAD

Los vecinos y comerciantes de los nuevos barrios ubicados en el Front Marítim y Diagonal Mar han logrado recoger, hasta ahora, más de 400 firmas para pedir un refuerzo de la seguridad en la zona. La asociación de vecinos del Front Marítim celebró hace dos semanas una reunión con los responsables del distrito y la policía para pedir mayor vigilancia.

Los vecinos se quejan de los robos constantes en comercios, casas y párkings. Las firmas que han recogido las presentarán en el departamento de Interior para que refuerce la seguridad. "Me intentaron robar el negocio dos veces. La pastelería y el videoclub también sufrieron agresiones. La obra del edificio tuvo que contratar a un vigilante de seguridad por miedo a que suban a robar por los andamios", cuenta Ángel Seijas, propietario de una papelería del paseo de Taulat.

Los coches aparcados en las calles también sufren agresiones casi a diario. "Muchos trabajadores dejaron de ir en coche por los robos constantes. La zona es muy solitaria y de esto se aprovechan los rateros", explica una empleada de Citibank, con sede en el paseo de Taulat. Algunas fincas han instalado cámaras de seguridad en los párkings y otras han optado por la vigilancia privada.

AGRESIÓN DE PANDILLAS

Un joven de 18 años fue agredido hace tres semanas en el Poblenou, al parecer, por una pandilla callejera de jóvenes latinoamericanos. El agredido, A. N. R., tuvo que ser intervenido en el hospital, donde le cosieron una herida en la cabeza y declaró que la agresión fue gratuita. Los mossos niegan que en la zona operen pandillas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.