ACUERDO 'IN EXTREMIS'

Laporta consigue al fin el aval

  • El presidente consigue 'in extremis' el respaldo financiero para desbloquear el último trámite para la investidura

  • José Elías, de Audax, desencalla el contraaval de casi 75 millones para llegar a los 124,6 que tiene que presentar en LaLiga

  • El mandatario ha llamado en los últimos días a varios empresarios con solvencia para incorporarse al proyecto

  • Los trámites en la notaría de Barcelona no concluyeron hasta pasadas las 3 de la madrugada

Laporta y Elías Navarro.

Laporta y Elías Navarro. / EL PERIÓDICO

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

La obtención de los avales se había convertido en una contrarreloj para Joan Laporta. El lunes, antes de ver desde el palco del Camp Nou cómo Messi alcanzaba un nuevo récord en el Barça-Huesca, parecía haber obtenido el contraaval de casi 75 millones que le faltaban para los 124,6 que debe reunir para poder empezar oficialmente su mandato. Pero tras el encuentro tuvo que seguir negociando después de que se complicara el acuerdo con José Elías Navarro, propietario de Audax y cuyo vicepresidente, Eduard Romeu, está destinado a ser el responsable económico del club tras la salida de Jaume Giró.

Después de que las negociaciones parecieran rotas y Laporta empezara a estudiar alternativas, este martes los contactos con Elías se han retomado y la situación se ha desbloqueado. El grado de control de las cuentas del FC Barcelona figuraban en el centro de las discusiones. Los futuros directivos han desfilado entre la tarde y la noche hacia una notaría de la Diagonal, cerca del despacho profesional de Laporta, para firmar el ansiado aval. Los trámites no han concluido hasta pasadas las 3 de la madrugada.

Los estatutos del club señalan que una vez celebradas las elecciones el ganador tiene 10 días para presentar un aval del 15% del presupuesto. Un plazo que termina este miércoles a medianoche. De no presentarse o no ser aprobado por la Liga, se debería empezar todo el proceso electoral de nuevo. Algo que nadie quería imaginar. Tras el tira y afloja, a primera hora de la tarde varios directivos explicaban a este diario que se dirigían a firmar el aval ante notario.

El factor Audax

Una de las claves de la configuración de la nueva directiva es alguien que no formará parte de ella: el dueño, fundador y primer accionista de Audax Renovables, José Elías Navarro, quien carece de la antigüedad necesaria como socio para entrar en el club, según explicó él mismo a este diario. Ha concretado con Joan Laporta un acuerdo para que Romeu, su mano derecha en la empresa y hombre de confianza, entre como vicepresidente económico. De hecho, Elías y Laporta habían ido hablando a lo largo del último año. Romeu será el enlace entre el club y el principal contravalador, además de avalar también una parte con su propio patrimonio.

La situación financiera actual del Barça requiere de soluciones creativas que desbloqueen la parálisis de ingresos. La solución Audax venía a ajustarse de manera adecuada a la situación, con la experiencia de Romeu en contratos de futuros. En la junta ampliada tras la salida de Giró, en la que habrá casi una veintena de directivos, no todos avalarán -al menos seis carecen de bienes para cubrir las exigencias bancarias-, y entre los que lo hagan, no todos avalarán lo mismo.

En el centro, el Banc de Sabadell

El patrimonio aportado por los directivos alcanzaba los 50 millones. Elías y el fondo de inversión norteamericano HPS Partners incorporaban el resto, casi 75 millones hasta los 124,6. Como contrapartida, HPS Partners, que entraba de la mano de Giró y JB Capital Markets, de Javier Botín, reclamaba una comisión de más del 5% que Laporta no quiso asumir.

Además, a última hora del lunes se había encallado el pacto entre Elías y el Barça, poniendo en el aire la entrada de la figura de Romeu como vicepresidente económico y obligando a Laporta a buscar otras alternativas para completar el contraaval de 75 millones que reclamaba el Banc de Sabadell.

De ahí que en las últimas horas el presidente electo se haya dedicado, además de rehacer los puentes con Elías, a llamar con intensidad a empresarios con solvencia del país para que entrasen en el proyecto y cubrieran el hueco que dejaba la salida del mapa de HPS Partners. Y ha logrado seducir a unos cuantos, hasta el punto de que la junta directiva se compondrá de 20 miembros.

Se sabe que uno de ellos es Joan Soler, el presidente del Vilafranca FC, quien figuró en la precandidatura de Jordi Farré. Otra incorporación es, según ha podido saber este diario, Sisco Pujol, un empresario de Lleida vinculado también al organigrama de Farré. Y cabe sumar a Ferran Olivé, dedicado a los negocios geriátricos y sociosanitarios.

Investidura en el Camp Nou

Noticias relacionadas

Desbloqueado este martes el nudo gordiano del aval (falta que la LFP conceda su aprobación), el miércoles se celebrará la toma de posesión de Laporta, que se realizará a las 18.00 horas en el Camp Nou en un acto con 350 invitados, con familiares y allegados de los nuevos dirigentes.

Será un par de horas después del traspaso de poderes con la gestora de Carles Tusquets y antes de empezar a repartirse las carteras en una cúpula donde Rafa Yuste ocupará la vicepresidencia deportiva y Josep Cubells será el encargado del baloncesto, como ya ocurrió en el anterior mandato de Laporta. En el 2003 la junta tuvo que avalar 25 millones, 100 menos de los que tiene que reunir ahora.

Temas

Barça