24 oct 2020

Ir a contenido

La previa del Barça-Real Sociedad

Setién asegura que el vestuario es "una balsa de aceite"

El técnico ensalza la "extraordinaria" actitud de los jugadores y subraya que en el Clásico "se hicieron muchas cosas bien"

Rafael Tapounet

Quique Setién, en la rueda de prensa en la Ciutat Esportiva.

Quique Setién, en la rueda de prensa en la Ciutat Esportiva. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

 “Una balsa de aceite”. Así calificó el entrenador del FC Barcelona, Quique Setién, el ambiente que se vive en el vestuario azulgrana tras la derrota en el Clásico del pasado domingo y la polémica suscitada por la difusión de las reacciones de su segundo, Eder Sarabia, en el banquillo del Bernabéu. Después de revelar en una entrevista a EL PERIÓDICO que se habían disculpado ante el club y ante la plantilla por las “malas formas” de Sarabia, el técnico quiso aprovechar la rueda de prensa previa al partido contra la Real Sociedad para negar tajantemente que ese gesto hubiera sido un intento de congraciarse con un vestuario descontento.

“Nosotros no tenemos ningún problema con el vestuario –aseguró Setién-. De hecho, estamos encantados, es mejor de lo esperado. Pensábamos que sería más difícil, pero esto es una balsa de aceite. Los jugadores están aceptando todo con una actitud extraordinaria. Nadie se ha quejado de nada. Algunos dan su opinión, porque se la pedimos, y nada más. Ellos tienen claro cuál es el puesto de cada uno. Y ven que hay muchas cosas que están mejorando. Son datos objetivos, que los tenemos, que manejamos y que los ponemos encima de la mesa”.

Cuestión de formas

El entrenador cántabro quiso dejar definitivamente zanjado el caso de Eder Sarabia tras la polvareda levantada por sus declaraciones a este diario. “Este tema no da mucho más de sí. Lo que ha hecho mal [Sarabia] es expresarse en unas formas que a mí no me gustan. Y hemos pedido disculpas porque hay una serie de palabras que no se pueden utilizar cuando representas a un club como este. Lo demás, lo de gritar en el campo, alentar a los jugadores, es algo que siempre se ha producido y no hay ningún problema”.

Setién insistió en que, más allá del resultado, sus jugadores saben que en el partido contra el Real Madrid hicieron muchas cosas bien –“generamos siete ocasiones claras de gol, que es un bagaje importante”-, por lo que no cree que la derrota les lleve a perder la confianza en lo que están haciendo. “ La derrota siempre es una opción y estamos preparados para superar las frustraciones. Tenemos que levantarnos y seguir adelante. Los futbolistas no son tontos, saben lo que pasa en los partidos. El vestuario está muy contento con muchas de las cosas que hizo [en el Bernabéu] y se lo hemos reforzado”.