El Barça sigue sin vender

El club, que ha invertido 44 millones de los 60 que tenía para fichar, busca salida a los descartados para reforzar más el equipo

Valverde, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Valverde, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / AP / MANU FERNÁNDEZ

Se lee en minutos

Fichado Nélson Semedo, con cláusula trampa incluida, que podría elevar su traspaso en el mejor de los casos deportivos y en el peor escenario económico hasta los 50 millones de euros, el Barça necesita vender para tener liquidez. Ya lo dijo el presidente Josep Maria Bartomeu esta pasada semana en una entrevista con EL PERIÓDICO:Josep Maria Bartomeu  "Tenemos 60 millones de euros más ventas". Ahora, una vez realizada la primera semana de trabajo con Valverde, las cuentas son bien sencillas. Le quedarían solo 16 millones de euros para fichar al centrocampista que reclama el técnico.

El club ha invertido 48 millones en fichajes (30 por Semedo, 12 por recomprar a Deulofeu y seis por quedarse definitivamente con Marlos) y solo ha recaudado cuatro por la venta de Tello al Betis. Mathieu, que fue regalado al Sporting de Portugal, no dejó ni un solo euro en la caja azulgrana, ya aliviada, eso sí, por librarse de la ficha anual de cinco millones que percibía el defensa francés. "No se han hecho grandes operaciones en el fútbol español", argumentó Robert Fernández, el secretario técnico azulgrana, en la presentación de Semedo para justificar esa falta de movimientos.

SIN PRECIPITACIONES

El Barça tampoco se ha movido demasiado en el mercado, más allá de activar las cláusulas de recompra de Deulofeu y la del cedido Ortolà, que será el portero del filial y tercer guardameta de la primera plantilla, además de apostar por Semedo al comprobar que Bellerín no era solo más caro (la operación podría haberse ido a los 50 millones de euros) sino que el Arsenal de Wenger tampoco lo quería vender.

"No se han hecho grandes operaciones en el fútbol español, queda mucho, precipitarse nunca es bueno" (Robert Fernández, secretario técnico del Barça)

"Queda mucho, precipitarse nunca es bueno", recalcó Robert, quien enfatizó muy claramente que la llegada del lateral del Benfica es responsabilidad suya. "Es un fichaje de la secretaría técnica y mío", dijo el ejecutivo para reinvidicar su trabajo justo ahora que el Barça acaba de modificar las jerarquías en la estructura deportiva con el ascenso de Pep Segura como mánager general,Barça acaba de modificar las jerarquías en la estructura deportiva con el ascenso de Pep Segura por encima de Robert en el organigrama.

UNA GRAN OPERACIÓN

Mientras se busca salida a los descartados, Valverde tiene a diario overbooking en la plantilla, pendiente aún de saber si le gustadirigir con grupos amplios o más bien cortos, como era el caso de Luis Enrique. El lunes, en su primera comparecencia ante la prensa en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, el nuevo entrenador azulgrana desvelará los ejes principales de su programa de trabajo.

Valverde trabaja a diario  con 28 jugadores en la ciudad deportiva, a la espera de que la junta aligere la plantilla

Tiene a 18 jugadores que son intocables sin contar a Semedo, que aún no se ha entrenado, está Arda Turan, a quien se le busca salida, están luego los cuatro cedidos que han regresado en un viaje de ida y vuelta (Munir, Samper, Douglas y Vermaelen, a no ser que se quede como quinto central) y los cinco de la cantera: Aleñá, Palencia, Cucurella, Vitinho y Ortolá.

O sea, Valverde tiene a 28 futbolistas en doble sesión (mañana y tarde) en el césped de la ciudad deportiva, sin incluir a Deulofeu, que aún no ha trabajado ningún día con el grupo porque arrastra unas molestias musculares. Sin incluir tampoco a Rafinha, aún recuperándose de su grave lesión en la rodilla derecha. Faltan, además, Ter Stegen y André Gomes, que se unirán al grupo el próximo 31 de julio cuando haya vuelto ya el Barça de la gira por Estados Unidos.

Te puede interesar

Deulofeu, con molestias  musculares, y Rafinha, aún recuperándose de su grave lesión en la rodilla derecha, todavía no trabajan con el equipo

Necesita, por lo tanto, una gran operación de venta (¿con Arda solo bastaría?) para recaudar el dinero necesario en la búsqueda del centrocampista, sea Verratti, que está de gira con el París SG por EEUU, o Paulinho, que aún sigue en China, o cualquier otra pieza que haya elegido Valverde. Pero la foto real del nuevo Barça aún es difusa.