26 may 2020

Ir a contenido

la pandemia y el baloncesto

La ACB planea una gran final a 12 en sede única

El baloncesto español determina que no habrá descensos y se da de plazo hasta el 31 de mayo para poner en marcha una fase final para decidir el campeón

Alejandro García

Hanga, del Barça, ante Guillem Jou, del Baxi Manresa, equipo que ya ha acabado la competición.

Hanga, del Barça, ante Guillem Jou, del Baxi Manresa, equipo que ya ha acabado la competición. / EFE / Quique Garcia

En medio de la incertidumbre reinante en todas las industrias, con la incógnita de cuándo podrá el deporte recuperar cierto pulso de la normalidad, los clubes del baloncesto profesional español acordaron este lunes una ruta a seguir, con dos alternativas ante los posibles escenarios que depare la pandemia de coronavirus que azota España: La suspensión total o una fase final entre 12 equipos son las opciones y el 31 de mayo la fecha límite para que la maquinaria se ponga en marcha o para que esta temporada quede en la historia, como las de las guerras, como una liga sin campeón. 

Por el momento, la decisión que ya ha tomado la ACB es las de suspender de forma definitiva el tercio de liga regular que restaba por disputarse, así como que esta temporada no habrá descensos. Montakit Fuenlabrada y Movistar Estudiantes, que eran últimos en la clasificación, no tendrán que jugar el próximo año en LEB Oro y, en cualquier circunstancia, ya han terminado su temporada y, como Baxi Manresa, Monbus Obradoiro, Coosur Real Betis, UCAM Murcia, están fuera de la fase final por el título.  

Los plazos de la decisión

La complejidad de la situación no permite tomar decisiones definitivas, pero la ACB ha marcado con claridad meridiana los plazos a seguir para decidir si se puede poner en marcha el plan alternativo para designar el campeón 19-20, o se tiene que dar por terminada la temporada y dejar el título desierto. 

 

El límite para terminar el curso baloncestístico que se ha marcado la ACB es el 10 de julio y, como mínimo, los equipos tendrían que entrenar tres semanas antes de poder volver a jugar. Con una previsión de dos semanas para la resolución del campeón con la nueva propuesta, el último día del mes de mayo será la fecha clave para decidir qué camino se debe tomar. “La competición sólo se reanudará si existen todas las garantías sanitarias para jugadores, entrenadores, árbitros y demás participantes. Si esto no es posible, daremos por finalizada la temporada" subrayó el presidente de la ACB, Antonio Martín. 

En busca de campeón

El gran objetivo del baloncesto español es poner en marcha el atractivo plan alternativo para encontrar campeón, aunque tenga que ser a marchas forzadas y con el mínimo riesgo de contagio. La solución, además de cierto carácter de emergencia, tiene el atractivo de los torneos cortos y reducidos, con reminiscencias de la Copa y todo el atractivo de unos play off al uso para el aficionado. 

El plan es que el título se decida en una fase final en una sede única (Canarias y Andorra parecen bien colocadas), que disputarán los 12 primeros clasificados divididos en dos grupos de cinco entre los que, después de una liguilla, saldrán los cuatro semifinalistas que, a partido único, jugarán lo que sería una final a cuatro habitual en la Euroliga. 

El grupo A estaría formado por el Barcelona, el Iberostar Tenerife, el Retabet Bilbao, el Kirolbet Baskonia, Unicaja de Málaga y Juventut de Badalona. El grupo B estaría conformado por el Real Madrid, el Casademont Zaragoza, el Morabanc Andorra, el Valencia Basket, San Pablo Burgos y Herbalife Gran Canaria. Los dos primeros de cada grupo, cruzados, disputarían las semifinales.