Ir a contenido

LA FINAL DE LA EUROLIGA

El CSKA somete al Efes y vuelve a reinar en Europa

El equipo de Sergio Rodríguez suma su octava corona continental (83-91)

Luis Mendiola

El capitán del CSKA, Kurbanov, levanta el trofeo de campeón de la Euroliga

El capitán del CSKA, Kurbanov, levanta el trofeo de campeón de la Euroliga / SERGIO PÉREZ (REUTERS)

El CSKA Moscú truncó el ilusionante viaje emprendido esta temporada por el Anadolu Efes en la Euroliga. El equipo turco había sido la admiración del torneo, apartando a todos sus rivales en el camino hacia Vitoria, incluido al Barça en los cuartos de final, gracias a  su poderoso juego ofensivo y a la genialidad de una estrella como Shane Larkin. Pero el sueño se quedó a medias para los hombres de Ergin Ataman. El equipo ruso ejerció su papel de favorito en la final europea y no dejó margen para la sorpresa  para adueñarse del título de campeón (83-91), el octavo de su historia.

El CSKA del base canario Sergio Rodríguez, que suma su segunda Euroliga, tuvo una puesta en escena inmejorable. Su control del ritmo del partido, el trabajo defensivo sobre Larkin, verdadera alma del Efes, que volvió a exhibirse con 29 puntos, y sobre todo su increíble acierto desde la línea del triple (anotó 8 de sus 10 primeros) le permitieron abrir brecha con rapidez y marcar músculo en el parcial del primer cuarto (20-29). Corey Higgins fue uno de los protagonistas de la buena imagen del equipo de Itoudis, que supo jugar con paciencia y encontrar siempre la mejor opción en ataque.

El mérito del cuadro de Ataman es que, a pesar de estar muy tocado y verse hasta con 14 puntos en contra, tuvo capacidad de reacción. A partir de su trabajo defensivo, supo cambiar el guion atacando el aro, igualando la pelea por el rebote, aprovechando sus segundas opciones de tiro, y consiguiendo que tanto Larkin, como Simon y Motum lograran conectarse para firmar un parcial favorable de 14-3, que devolvió una situación de equilibrio al final de la primera parte (42-44).

Recuperar el plan

Aprovechó el CSKA el descanso para recuperar su plan: trabajo defensivo para evitar los triples del Efes, buena circulación de balón y balones para que Clyburn (elegido el MVP de la final)  y también Higgins, sus dos jugadores más inspirados, asumieran el protagonismo en ataque. Ambos respondieron. Sus triples volvieron a abrir brecha (54-68, m. 28) y la cuarta falta personal de Dunston  oscurecieron aún más el panorama en las filas turcas. Pero nuevamente el Efes se agarró a la pelea gracias a Larkin y Simon para dejar todo abierto ante el último periodo (62-68, m. 30).

A base de carácter, con Larkin, Simon y Dunston muy motivados, el Efes apretó aún más marcador (71-75, m. 34), pero si algo le sobra al CSKA es experiencia y De Colo y Clyburn, asumiendo galones, volvieon a dar un nuevo acelerón (71-83, m. 36) ante el que el Efes no pudo dar ya respuesta.

El Real Madrid, por su parte, se ajdudicó el tercer puesto de la ‘final four’ tras superar al Fenerbahçe por 94-75, en un partido que sirvió a Gustavo Ayón a reivindicarse. El pívot mexicano, muy criticado en la semifinal, se mostró decisivo ante el cuadro turco con 23 puntos y 11 rebotes, mientras Causeur mantuvo su excelente nivel y acabó con 13 puntos. En el Fenerbahçe, el mejor fue el base Sloukas, con 17 puntos y 6 asistencias.

Ficha técnica

Anadolu Efes: Larkin (29), Micic (10), Anderson (7),  Moerman (2), Dunston (13) –cinco inicial- Beaubois (3), Balbay (-), Motum (4), Sanli (-), Pleiss (-), Simon (15)

11 de 30 triples (Larkin, 4). 28 rebotes, 15 of. (Dunston y Simon, 10). 12 asis. (Micic, 5)

 CSKA Moscú: De Colo (15), Hackett (7), Clyburn (20), Kurbanov (7), Hunter (7) –cinco inicial- Bolomboy (-), Peters (-), Ukhov (-), Sergio Rodríguez (6), Higgins (20), Hynes (9).

14 de 22 triples (Clyburn y Higgins, 4). 30 rebotes, 6 of. (Hines, 5). 18 asis (Hackett, 5).

Parciales: 20-29; 22-15; 20-24; 21-23