Ir a contenido

ESTRELLA EMERGENTE

El último paso de Luka Doncic

El Real Madrid y el Fenerbahçe se enfrentan por el título de la Euroliga, con el joven talento esloveno en el centro de las miradas

Luis Mendiola

Luka Doncic estalla de alegría en la semifinal europea frente al CSKA

Luka Doncic estalla de alegría en la semifinal europea frente al CSKA / ANDREJ ISAKOVIC (AFP)

De niño prodigio a talento precoz. Y de promesa de futuro, a estrella europea. Luka Doncic (Liubliana, 28 de febrero de 1999) ha ido quemando etapas a pasos agigantados, disparando expectativas, rompiendo registros, hasta ganarse a pulso un espacio propio en la élite. Elegido MVP de la Euroliga (el más joven de la historia), ya solo le queda un paso, el último para asaltar la cima europea, el que deberá dar este domingo en la final que enfrentará al Real Madrid y al vigente campeón, el Fenerbahçe, en el Kombank Arena de Belgrado (20.00 horas).

El prodigio esloveno de 19 años y dos metros de estatura, capaz de desenvolverse en varias posiciones exteriores, desde la base a la de alero, tanto por inteligencia como por físico y talento, estará en el centro de todas las miradas en una final que coronará con la décima Copa de Europa bien al Madrid o bien a Obradovic, el técnico más laureado del continente.

Después de una temporada soberbia, en la que ha asumido galones (16,1 puntos, 4,9 rebotes y 4,3 asistencias de media en la competición europea) obligado, en parte por las numerosas e importantes bajas en el vestuario, en especial la de Sergio Llull, pero también espoleado por el enorme talento que derrocha en la cancha, Doncic aspira a su consagración definitiva.

Líder en la cancha

“Ha sido nuestro líder esta temporada. Ha hecho cosas a nivel estadístico increíbles. No hay que olvidar que es muy joven", explicó Llull, antes de viajar a Serbia para afrontar la ‘final four’. Luka ya jugó una maravillosa temporada y en esta ha mejorado. El año pasado estaba asombrado por todo lo que pasaba alrededor de la fase final. Ahora sabe lo que es y tiene experiencia”, le reconoció el técnico Pablo Laso, después de que en la semifinal frente al CSKA Moscú surgió de forma decisiva con 16 puntos 7 rebotes, demostrando que ya ha alcanzado el siguiente nivel.

Doncic atiende a los medios antes de la final europea / LUIS TEJIDO (efe)

Después de coronarse el pasado verano con Eslovenia en el Eurobasket,  al lado de Goran Dragic, el base de los Miami Heat de la NBA, el título europeo supondría el empujón definitivo a su carrera, antes de dar el salto a la Liga estadounidense este próximo verano. Acerca de su salida se ha venido especulando todo el año. Y a pesar del secretismo mantenido por todo su entorno, fue el propio jugador el que acabó con las últimas dudas este viernes después de la semifinal frente al CSKA. “Sí despedirme con la décima sería muy especial”, sentenció.

El sueño de los Suns

En el horizonte más inmediato de Doncic aparece el ‘draft’ de la NBA, donde el jugador esloveno aparece como candidato al número uno, al que también aspira el pívot bahameño de 2,16 metros DeAndre Ayton (Arizona).

Hasta Belgrado se han desplazado tanto el dueño de los Phoenix Suns, Robert Sarver, como James Jones, vicepresidente de operaciones del equipo que contará con la primera elección, un dato al que hay que añadir la presencia del preparador serbio Igor Kokoskov, que el pasado verano fue campeón de Europa con Eslovenia, lo que hace pensar que la marcha de Doncic a EEUU parece más que escrita de antemano.