14 ago 2020

Ir a contenido

PAU

Alumnos de Badalona afrontan la selectividad post-covid con optimismo: "Hemos tenido más tiempo para estudiar"

El Col·legi Badalonès acoge por primera vez las PAU con dificultades logísticas para garantizar el distanciamiento

ACN

Un grupo de alumnos espera a las puertas del Col·legi Badalonès para hacer la selectividad.

Un grupo de alumnos espera a las puertas del Col·legi Badalonès para hacer la selectividad. / ACN

Las Proves d'Accés a la Univertitat (PAU) han arrancado este martes en diferentes centros y, por primera vez, hay también alumnos haciendo exámenes de selectividad en institutos. La medida responde a la voluntad de la Secretaría de Universidades de aumentar el número de sedes y, de este modo evitar aglomeraciones y minimizar el riesgo de contagio de la covid-19. Uno de los institutos que desde primera hora es testigo de las PAU de este año es el Col·legi Badalonès, en Badalona.

Hacen la prueba un total de 146 alumnos -88 del propio instituto y 58 más del instituto Sant Andreu de Natzaret, también de Badalona. Pese al accidentado final de curso, los alumnos enfrentan los exámenes con optimismo: "Hemos tenido más tiempo para estudiar", asegura Arnau Oncins.

Las pruebas han arrancado puntualmente a las nueve de la mañana, con el examen de lengua y literatura castellanas. Los momentos previos han sido marcados, además de por los nervios habituales, para el acceso y la disposición en el aula, condicionados por los protocolos y medidas de seguridad derivadas de la crisis sanitaria.

La logística ha sido “muy complicada”

El presidente del tribunal del Badalonès, José Ramón García, reconoce que la logística ha sido "muy complicada" por la diversidad de centros y tribunales y también por las diferencias estructurales entre facultades e institutos: "En los institutos las aulas no son tan grandes y, con la distancia que hay que mantener, hay un máximo de catorce alumnos por aula".

También se ha tenido que cuidar la movilidad y acceso por el centro, ya que en el Badalonès los pasillos son muy estrechos y las aulas están repartidas en tres pisos. Si normalmente los estudiantes accedían a las facultades "todos de golpe", este año se les ha ido llamando por aulas y zonas de acceso para poder controlar el tráfico de personas en los espacios comunes.

Más optimismo

A pesar de los inconvenientes logísticos que rodean los exámenes de selectividad, los alumnos del centro badalonés afrontan las PAU post-covid con optimismo y creen que el paro en seco del curso el pasado 13 de marzo no afectará al resultado. "Terminamos los contenidos mejor de lo que podíamos esperar y los profesores nos han ayudado mucho", explica Ona Sánchez.

Esta alumna del Badalonès detalla que el último trimestre se ha hecho telemáticamente a través de aplicaciones como Zoom, pero que a pesar de la anomalía la mayoría de alumnos están bien preparados para hacer frente a los exámenes: "Por cómo ha ido, lo llevamos bastante bien. Vengo con mucha seguridad".

Según explican los del propio centro, el Col·legi Badalonès tiene normalmente un alto índice de aprobados y, por ejemplo, el año pasado aprobaron el 92% de los alumnos que se presentaron a las pruebas. Para conocer los resultados de este año habrá que esperar 20 días justos. Las notas se publicarán el 27 de julio.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA