Sostenibilidad

Jabil estrenará fabrica de botellas de cartón

  • La firma de EEUU apuesta por el embalaje sostenible en su planta de L´Aldea (Baix Ebre)

  • La multinacional invierte 10,2 millones de euros y creará 100 nuevos empleos

Vista aérea de la fábrica de Jabil, ubicada en el polígono Catalunya Sud de L’Aldea (Baix Ebre).

Vista aérea de la fábrica de Jabil, ubicada en el polígono Catalunya Sud de L’Aldea (Baix Ebre). / Cedida

Se lee en minutos

Cada año se producen en todo el mundo unas 500.000 millones de botellas de plástico, la mitad de las cuáles, en países como España, terminan en un vertedero; según datos de Greenpeace. Se trata de un dispendio ecológico que modelos de empresa como el de Jabil pretenden revertir. Esta firma, de origen estadounidense y con presencia en todo el mundo, avanza una inversión de 10,2 millones de euros para reforzar su fábrica en L’Aldea (Baix Ebre), en Tarragona. Allí, donde antes se ubicaba la histórica Plásticos Castellà, ha comenzado a instalar una nueva división especializada en la producción de botellas de cartón, fabrica- das con materiales reciclados.

Cerca del Delta del Ebro, esta firma nacida en 1966 en la cuna del motor norteamericano, Detroit, prevé crear 100 nuevos puestos de trabajo para desarrollar durante los próximos años su empaquetado de pulpa de celulosa. Esta inyección promete animar laboralmente a este municipio de 4.147 habitantes, donde uno de cada tres vecinos en edad de trabajar está en paro, según datos de la oficina estadística catalana Idescat.

En Jabil practican el paradigma de la economía circular, tanto ética, como económicamente. "Utilizamos los residuos de nuestros clientes más cercanos, cuando tiene sentido medioambiental hacerlo, para, de esta manera, crear una circularidad que pueda ser rastreada", explican desde la compañía. Es decir, en cierta manera ellos mismos son su propio proveedor.

Esos 10,2 millones de euros inyectados en L’Aldea son la mitad de los fondos destinados por esta multinacional para reforzar su nueva incorporación: Ecologic Brands. Esta firma ahora la división especializada en packaging sostenible de Jabil la adquirió en enero de este año y está especializada en la fabricación de empaquetado sostenible. Otros 10 millones de euros destinará, además de los que se llevará L’Aldea, a reforzar sus instalaciones en Manteca (California).

Mercado al alza

Esta firma que emplea a 260.000 personas repartidas en 100 de sus plantas, ubicadas estas en 30 países distintos, ve en la división de packaging sostenible un filón de mercado al alza. La idea es pasar de nichos de mercado es decir, que solo determinados colectivos o en ciertos espacios se consuman botellas o envasados de cartón sostenible, a que este sea un embalaje habitual. La salud de las finanzas de esta multinacional parece robusta, en tanto que ha cerrado el primer trimestre fiscal del 2021 con unos ingresos de 7.800 millones de dólares y una previsión de crecimiento de su facturación del 4,1% para este ejercicio.

"A medida que los consumidores son más conscientes del impacto medioambiental de los residuos plásticos, buscan nuevas soluciones de envasado sostenibles, como el papel. El reto para los fabricantes de envases es poder escalar la producción para satisfacer esta demanda", comenta el vicepresidente sénior de Jabil, Jason Paladino.

Los embalajes elaborados mediante pulpa de celulosa permiten ser fabricados con material 100% reciclados y, a su vez, ser 100% reciclables una vez se les ha dado uso. Las hueveras eran hasta ahora uno de los productos en los que más habitualmente se ha utilizado esta técnica de fabricación y Jabil pretende llevar dicho modelo a las botellas o tarros.

Te puede interesar

La nueva división de fabricación de empaquetado a base de pulpa de celulosa se ubicará en el centro Blue Sky, que Jabil montó en el polígono Catalunya Sud, ubicado en el término municipal de L’Aldea, en el 2017. Este tiene 5.600 metros cuadrados y es el segundo de su clase en el mundo, junto al que la compañía tiene en la localidad californiana de San José. La planta se ubica donde estaba la empresa catalana Plásticos Castellà, adquirida en el 2015 por la multinacional de origen norteamericano. La firma también tiene otra planta en la vecina Tortosa y entre las dos emplea a más de 500 personas. 

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete