Ir a contenido

RECHAZO A LA LISTA UNITARIA

La CUP decide concurrir al 21-D en solitario

Los anticapitalistas rechazan conjurarse en un frente de izquierdas con ERC, así como suscribir una lista civil unitaria

La formación pretende liderar una candidatura "rupturista, independentista y de izquierdas"

Júlia Regué

Las diputadas de la CUP Mireia Vehí y Anna Gabriel en la asamblea de la CUP de este domingo en Granollers (Barcelona). / Susanna Saez

jregue40914635 gra045 granollers barcelona 12 11 2017 la cup celebra u171112173550
Imagen de la asamblea nacional extraordinario de la CUP

/

La CUP concurrirá a las elecciones del 21-D en Catalunya en solitario con el afán de liderar una candidatura "lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas". Los anticapitalistas rechazan adentrarse en un frente de izquierdas, aún por construir y difícil de cimentar después de la presentación de la lista propia de ERC, y descartan también suscribir una candidatura de la sociedad civil aunque excluya a políticos en activo.  [Sigue las últimas noticias sobre Catalunya y las elecciones del 21D en directo.]

Así lo decidieron los 1.206 militantes de la formación y de organizaciones vinculadas a Crida Constituent, el paraguas que acoge afinidades políticas no vinculadas orgánicamente con el partido, reunidos en asamblea nacional extraordinaria en Granollers (Barcelona), en un cónclave mucho más distendido que el previo al 27-S y que deja atrás el empate a 1.515 votos para dar paso a mayorías. 

De hecho, inicialmente estaban previstas dos rondas de votación, ya que se temía que ninguna de las opciones reuniera más del 50% de apoyos, pero en la primera vuelta los 'cupaires' zanjaron su camino a las urnas. Y es que el 91,63% de los asistentes apostó por presentarse a unos comicios que la diputada Anna Gabriel insistió en tildar de "ilegítimos" e "impuestos" por ser convocados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "Se lo debemos a los que defendieron los colegios electorales el 1-O y a los que participaron en las huelgas generales del 3-O y el 8-N", justificó Gabriel al poner el colofón al encuentro, en un discurso en el que señaló que las urnas deben permitir "dar cuerpo a la materialización de la república, parar el 155 y sacar a los presos de la cárcel". 

Gabriel no escatimó críticas a los 'comuns', aunque sin mencionarlos, y avisó de que la voz de la Esquerra Independentista "será clave ante esos que se llaman soberanistas y dicen 'ni DUI, ni 155'" y les reprochó que compararan "un Estado autoritario con quien hizo el referéndum". 

Portazo al PDECat

La opción de presentarse al 21-D con una candidatura propia cuajó entre los asistentes con un 64,05% de votos y cerró la eventualidad de conjurarse en un frente de izquierdas, en el que entendían que podían encontrar a ERC. Esta posibilidad solo convenció a un 21,72% de los 'cupaires' pero la menos aplaudida fue la voluntad de aventurarse en una lista civil unitaria, que recogió un residual 12,59% de adeptos. 

Los anticapitalistas dieron así su portazo definitivo a los planes del PDECat ya que ninguna de las opciones sometidas a votación contemplaba una alianza directa con los postconvergentes. Eso sí, la "lista blanca" de la CUP podía llegar a asemejarse a la "lista ciudadana de país" si no fuera por las insistencias del 'president' de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, para liderarla, cuando los anticapitalistas dejaron claro que los políticos en activo debían quedar al margen de la candidatura.

De todas formas, la CUP desestimó un encaje de manos con la extinta Convergència y siguió con la tónica de ERC, que evitó también hipotecarse con el PDECat y relegó su 'no' a la decisión que tomara la CUP: solo apoyarían unirse de nuevo si los 'cupaires' firmaban con ambos. Y no lo han hecho.

Eso sí, el resultado del encuentro de los anticapitalistas abre la puerta a un acuerdo con Procés Constituent, que tendió la mano a la formación y al exlíder de Podem Catalunya Albano Dante Fachin para forjar una candidatura que reuna a la "izquierda rupturista".

0 Comentarios
cargando