Ir a contenido

Fernández-Díaz sostiene que no tiene "experiencia" en espiar al adversario político

El titular de Interior dice que no imagina como "pieza de cambio" en las negociaciones de investidura

"Yo estoy a disposición de mi grupo y estoy a disposición de quien me nombró, que es Mariano Rajoy"

Gemma Robles Iolanda Mármol

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, esta tarde con los trámites para registrarse como diputado

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, esta tarde con los trámites para registrarse como diputado / J. J. GUILLÉN (EFE)

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha aseverado esta tarde que él no tiene "experiencia" en espiar a los adversarios políticos, pese a la acusaciones que ha recibido en las últimas semanas, y que se atendrá a lo que decida el Congreso y el grupo parlamentario al que pertenece sobre la posibilidad de participar en una comisión de investigación, que quiere impulsar el PSOE con el aval de otros partidos -como adelanta hoy EL PERIÓDICO- sobre el 'Fernándezgate' y una hipotética guerra sucia en Catalunya. Además, ha querido subrayar que él está a disposición de quién le convirtió en titular de ese ministerio, esto es, Mariano Rajoy.

Fernández-Díaz, que ha acudido al Congreso sin previo aviso para recoger su acta de parlamentario, se ha encontrado allí con un grupo de periodistas que, entre otras cosas, le han preguntado si ha asumido ya que puede ser 'moneda de cambio' en las negociaciones que en estos días está llevando a cabo Rajoy para tratar de lograr apoyos a su investidura. De hecho, Ciudadanos le señaló a él y al ministro de Hacienda Cristóbal Montoro como políticos que no debieran seguir en los equipos populares si desean el respaldo de los naranjas.

"Pues no me considero pieza de cambio en ninguna negociación", ha respondido el todavía ministro, añadiendo que él fue objeto de unas grabaciones que se fueron difundiendo y "editando en pildoritas" durante la última semana de campaña electoral, lo que a su juicio no es muy compatible con el concepto de "regeneración democrática" que tanto defienden algunos, en clara alusión a la organización de Albert Rivera. Añadió también que la investigación que él encargó a la policía judicial sobre lo sucedido en su depacho cuando se estaba entrevistando con el exresponsable de la oficia Antifrau, Daniel Alfonso, "avanza". "Y no puedo decir más precisamente por el carácter reservado que tiene esa investigación", ha enfatizado.

AVISO A LA OPOSICIÓN

Dicho esto, quiso aprovechar su encuentro con la prensa para dirigirse a algunos miembros de la oposición que, en las últimas horas, le han acusado de estar detrás del "espionaje" político. "No sé si ellos tendrán experiencia en eso, porque yo no", ha recalcado, agregando que una cosa es solicitar investigaciones en el Congreso o donde se considere pertinente y otra distinta estar detrás de valoraciones que pueden resultar "injuriosas o calumniosas".

En este contexto y como unos minutos antes había avanzado su compañero el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el titular de Interior confirmó que la Fiscalía ya está con actuaciones sobre las grabaciones que le atañen dado que el diario Público.es las entregó a los fiscales. Asimismo, algunos partidos como ERC han registrado también querellas por entender que en las conversaciones difundidas se evidencian que se actuó de forma ilícita contra grupos políticos como el republicano.

EXPEDIENTE EN LA DGT

Por último, ha confirmado también  que su ministerio ha apartado a la subdirectora de Formación Vial de la DGT, Marta Carreña, tras publicarse en O.K diario y otros medios su presunta implicación en irregularidades para amañar los cursos de recuperación de los puntos del carné de conducir. Según ha indicado el ministro, se le ha abierto un  expediente disciplinario y se analizarán las conversaciones que han salido a la luz pública, pero ha insistido la defensa de la presunción de inocencia.

"Salvo que se demuestre lo contrario, mantengo la confianza en la inocencia de la subdirectora general de Tráfico. Pero si del expediente disciplinario se deriva algún hecho, cambiaría de opinión y actuaría en consecuencia", ha señalado. Carrera era la responsable de autorizar las adjudicaciones a las empresas que imparten los cursos de formación para que los conductores puedan recuperar los puntos perdidos, unas clases de las que se ocupa la confederación de autoescuelas (CNAE) en régimen de monopolio. La revelación de unas conversaciones presuntamente mantenidas entre Carrera y el presidente de la CNAE, José Miguel Baez, han desencadenado la polémica en Interior. Otra.

0 Comentarios