Ir a contenido

ESTRENO EN BARCELONA

'Don Giovanni' 'high-tech' en el Liceu

Marius Kwiecien y Carlos Álvarez se alternan en el rol protagonista en esta producción con proyecciones espectaculares

MARTA CERVERA / BARCELONA

Un momento de la representación de Don Giovanni en el Liceu.

Un momento de la representación de Don Giovanni en el Liceu. / JORDI COTRINA

'Don Giovanni', una de las óperas más famosas creadas por Wolfgang Amadeus Mozart (música) y Lorenzo Da Ponte (libreto), regresa al Liceu este lunes con una increíble producción que refleja en escena hasta los pensamientos y los estados de ánimo del protagonista. El barítono malagueño Carlos Álvarez y el polaco Mariusz Kwiecien se alternarán en el rol del incansable seductor de mujeres en las diez funciones previstas.

La propuesta escénica desarrollada por el director y realizador danés Kasper Holten -que debuta en el Liceu- y la escenógrafa Es Levin explora la mente del protagonista. Utilizan la casa victoriana de dos pisos giratoria. Ese lugar donde transcurre la acción simboliza también la mente de Don Giovanni, en constante movimiento, como la escenografía sobre la que se proyecctan imágenes 'high-tech'.  

Los pensamientos del enamoradizo Don Giovanni no solo se expresan a través de la partitura, también se plasman a través de impactantes y sugerentes imágenes superpuestas que se van transformando a medida que avanza la ópera. "Es como si la caja escénica, con una casa victoriana espectacular, fuera una gran tela donde Don Giovanni pinta aquello que siente porque es un poeta, un artista. Al principio su tela está llena de ilusiones y mujeres pero, en paralelo a la acción, cuando empieza a perder el control su trazo cambia, se vuelve más osuro y pesimista", ha señalado la inglesa Amy Lane, responsable de la reposición de esta coproducción entre el Liceu, el Covent Garden de Londres, la ópera de Tel Aviv y la de Houston. 

A Kwiecien, quien estrenó el montaje en el Covent Garden en el 2014, este 'Don Giovanni' le marcó. "Entonces atravesaba la crisis de los 40 y la producción me ayudó a hallar respuestas. Ahora, ya he superado aquello y me siento más seguro en este rol. Como si fuera un poeta que busca inspiración me siento capaz de volar mucho más alto artísticamente. Es una sensación fantástica", afirma. Ahora, que el DVD de la ópera ya existe, ha podido captar la fuerza que las proyecciones cobran. "No competimos con ellas, nos complementamos porque enriquecen todo aquello que transmitimos con la música y el teatro. Es una obra muy rica y llena de emoción".

PARADOJA

Para Álvarez, que debuta en la producción, "este montaje demuestra lo compleja que puede ser la ópera hoy en día". El barítono regresa al Liceu por segunda vez esta temporada tras triunfar con 'Rigoletto'. "En escena nos movemos en un espacio tridimensional pero volvemos a la bidimensionalidad para crear efectos y potenciar emociones. Es paradójico. Ya no basta la música y la actuación". No lo dice con tono de crítica, sino como observación lógica de la evolución imparable de la tecnología que afecta a todos los ámbitos, la ópera incluida. "En estos momentos me apetece asumir todos los retos posibles, experimentar y confrontar situaciones nuevas", dice el cantante que lleva interpretando el papel de Don Giovanni durante más de 20 años. 

Texto Alternativo

JORDI COTRINA

Un momento de la representación de 'Don Giovanni' en el Liceu.

Pese a la magia e impacto que generan las imágenes proyectadas, el maestro Josep Pons asegura no ver "más que la cara de los cantantes" cuando dirige. La concentración es tal para compenetrar la música instrumental con el canto que no puede permitirse la más mínima distracción. "Si en una escena me quedo mirando corro el riesgo de perder el compás", señala el titular de la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu. Para él lo más interesante de esta propuesta llega con el sorprendente final que musicalmente sigue la versión de Viena. En esta producción el protagonista no se va al infierno de la mano del Comendador. "¿Qué es el infierno hoy en día? Es despertarte en medio de la noche y darte cuenta que no tienes a nadie. Así acaba nuestro Don Giovanni, en el vacío y la soledad más absolutos", dice Lane.    

Julia Lezhneva y otros debuts

Los dos repartos previstos cuentan con el debut en el coliseo de la aclamada soprano rusa Julia Lezhneva, que este verano cantará en Peralada, y de la sevillana Rocío Ignacio,  ambas en el rol de Zerlina. También debutan la soprano italiana Carmela Remigio (Donna Anna),  Myertò Papatanasiu (Donna Elvira), Mariano Buccino (Commendatore) y Toby Spence (Don Ottavio).

Por otra parte, regresan al Liceu cantantes muy conocidos por el público como el bajo menorquín Simón Orfila (Leporello) y el norteamericano Eric Halvarson (Commendatore), además de otros a quienes el público ha podido seguir menos como Miah Persson (Donna Elvira), Vanesa Goikoetxea (Donna Anna), Anatoli Sviko (Leporello) y Dimitri Korxhak (Don Ottavio).

0 Comentarios