Ir a contenido

CRÓNICA

El emergente Carles Pachón brilla en el Viñas

El barítono catalán seduce al Liceu en el concierto de finalistas junto a Petr Nekoranek y Adriana González

César López Rosell

Carles Pachón, durante su actuación en el Concurs Viñas.

Carles Pachón, durante su actuación en el Concurs Viñas. / ANTONI BOFILL

El checo Petr Nekoranek, de 24 años, un tenor de bella voz e impoluto fraseo, fue para el jurado el vencedor de la 49ª edición del Concurso Francesc Viñas, seguido de la luminosa soprano guatemalteca Adriana González. Sin embargo, y pese a los indiscutibles méritos de los dos primeros clasificados, quien ha conquistado el cariño y adhesión del Liceu ha sido el emergente barítono catalán Carles Pachón, de tan solo 22 años. El prácticamente recién llegado al mundo de la lírica no solo ha obtenido el tercer premio del certamen sino también el del público, compartiéndolo con González. El cantante de Navàs (Berguedà) sumó otros siete galardones especiales más y el concierto de finalistas celebrado el domingo en el Gran Teatre no hizo otra cosa que certificar el veredicto popular.

Pachón cantaba en un grupo de rock cuando fue reclutado por el desaparecido Ramon Noguera, director de la Polifònica de Puig-Reig, al descubrir sus grandes posibilidades. En sucesivos pasos llegó a la Escola d’Opera de Sabadell y en el 2015 debutó como Conde Almaviva de 'Le nozze di Figaro' en un montaje de este centro. Compagina sus estudios de Farmacia con el canto, pero ha ganado ya otros concursos en los que se ha presentado. La suya es una eclosión parecida a la de Sara Blanch, en la edición del pasado año, y esta temporada tendrá ya una cita con Peralada, además de participar en una ‘Carmen’ de la Opera de Sabadell’ y del debut en el Liceu, en septiembre,  con 'Viatgio a Reims', y un tuturo compromiso con el Teatro Real.

GRANDES FUTUROS

En el concierto del domingo, arropado por la orquesta de la casa dirigida por Daniel Gil de Tejada, interpretó con seguridad estilística  y una gran expresividad arias de 'I puritani' de Bellini y la popular 'Largo al factotum' del 'El barbero de Sevilla'. La calidad de su timbre y su presencia escénica aventuran una gran futuro para este artista que debe seguir su evolutivo proceso de maduración para alcanzar sus ambiciosos objetivos. Nekoranek impactó con la maestría exhibida con la exigente aria 'Je crois entendre encore' de 'El pescador de perlas' y aunque lució su cristalino timbre con 'Una furtiva lágrima', rozó el atrevimiento al enfrentarse al aria de los nueve do de pecho de 'Ah, mes amis' de 'La fille du regiment', bien interpretada pero lejos de la excelencia de otros consagrados cantantes.

Adriana González sedujo con 'La canción de la luna' de 'Rusalka', resuelta con la riqueza de matices de una veterana y recreó con buen estilo 'C’est des contrabandiers' de 'Carmen'. Soprano de grandes prestaciones a la vista. Del resto de los finalistas destacó la elegancia de la rusa Elena Bezgodzova (cuarto premio) con piezas de Chaikovski y Catalani y la frescura, fuerza y vigor del tenor vasco Xabier Anduaga (quinto galardón) con una impecable versión de 'Si, ritrovarla, lo giuro' de 'La cenerentola' y la explosiva 'No puede see' de 'La tabernera del puerto'. La albanesa Elbenita Kajtazi mostró buenas maneras con Donizetti y los coreanos Junhan Choi (premio al mejor cantante de lied) y Jaegyeong Jo (galardón especial como intérprete de Mozart) volvieron a dejar claro que pertenecen a la estirpe de concursantes profesionales más que a la de cantantes como grandes carreras futuras.

En conjunto, la cosecha del 2017 del Viñas, ha sido irregular y el jurado presidido por Christina Scheppelmann, directora artística del Liceu, y con integrantes del carisma de Jaume Aragall y Grace Bumbry, además del director del Real, Joan Matabosch, ha tenido que hilar muy fino para elegir lo mejor entre los más de 500 participantes del certamen.
 

0 Comentarios
cargando