El Periódico

Asesinato machista

Una mujer polaca fallece a manos de su pareja en Amposta

SÍLVIA BERBÍS
TORTOSA

Miércoles, 29 de enero del 2014

Una pareja de nacionalidad polaca, formada por un hombre y una mujer de entre 40 y 50 años, fue hallada muerta ayer por la tarde en un inmueble de Amposta (Montsià). Los Mossos d'Esquadra recibieron a las 18.40 horas un aviso de la Policía Local que les informaba de la localización, en dos estancias distintas del domicilio, de los dos cuerpos sin vida.

Los agentes que llevan la investigación del caso se personaron en la vivienda, en el número 92 de la calle de Barcelona, para intentar esclarecer las circunstancias de las dos muertes. Ambas víctimas habían vivido juntas aunque no está confirmado que en la actualidad mantuvieran la convivencia, dado que, según los vecinos, la relación entre ambas se había deteriorado. Las primeras investigaciones sí apuntan directamente a que se trata de un caso de violencia machista, con lo que sería el segundo que se registra en Catalunya este año. El pasado día 5 fue detenido un hombre en Vilanova i la Geltrú (Garraf) acusado de matar a su pareja sentimental, una mujer de 43 años, y luego calcinar el cuerpo.

La mujer asesinada ayer habría muerto a consecuencia de las heridas que le causó con un arma blanca el hombre, que, según fuentes municipales, se suicidó poco después. Su cuerpo apareció colgado en una de las habitaciones. Antes de quitarse la vida, sin embargo, avisó de la muerte de la mujer a un amigo, quien se encargó de dar la alerta a los cuerpos policiales.

Tras la llegada de la comitiva judicial para ordenar el levantamiento de los cadáveres, se reunieron bajo la vivienda diversos vecinos para conocer lo sucedido. El área de investigación criminal de la región policial de las Terres de l'Ebre de los Mossos d'Esquadra se hizo cargo del caso, sobre el que pesa el secreto de las actuaciones. Un total de 48 mujeres murieron el año pasado a manos de su pareja en España, cuatro de ellas en Catalunya, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Un doblete de Messi, el segundo de penalty en el 90, permiten al Barça mantenerse vivos en la Liga