El Periódico

Mataró rinde homenaje a la niña 'castellera' fallecida hace 10 años

Los Castellers de Vilafranca y los Minyons de Terrassa animan la actuación de Les Santes con cuatro castillos de gama extra

Mataró rinde homenaje a la niña 'castellera' fallecida hace 10 años

RICARD CUGAT

La 'diada' de Les Santes ha rendido homenaje con una veintena de pilares a la niña 'castellera' fallecida en el 2006. 

RAFAEL MORALES / MATARÓ

Domingo, 24 de julio del 2016 - 19:43 CEST

La 'diada castellera' de Les Santes ha terminado este domingo con una veintena de pilares simultáneos a lo largo de la plaza de Santa Anna de Mataró (Maresme), en homenaje a Mariona Galindo, la 'castellera' de 12 años de edad fallecida justo hace 10 años, unos días después de una caída de su 'colla', los Capgrossos de Mataró, en ese mismo lugar. El acto, en recuerdo de una muerte que consternó al mundo 'casteller' y aceleró la adopción de medidas de seguridad, ha cerrado una actuación en la que los Castellers de Vilafranca y los Minyons de Terrassa han vuelto a dar muestras de su solvencia con cuatro 'castells' de gama extra.

La actuación en la plaza de Santa Anna suele medir el estado de ánimos de dos 'colles' punteras como son los Minyons y los 'Verds' de Vilafranca en la primera parte de la temporada. También el de los Capgrossos, que han cumplido tras descargar dos ‘castells’ de nueve pisos (el tres y el cuatro ‘de nou amb folre’) y el ‘cinc de vuit’, la llamada ‘tripleta màgica’, y en el recuerdo a Mariona Galindo. "Porque somos quienes somos y la queremos tener presente", ha destacado el mensaje en medio del silencio de la plaza.

'CAPGROSSOS' COMEDIDOS

Después de la confianza que les ha dado descargar con solvencia las dos construcciones de nueve pisos, los Capgrossos se han atrevido con una de gama extra, pero tras un intento desmontado del ‘dos de nou amb folre i manilles’ han desistido. No han arriesgado, han completado el ‘cinc de vuit’ y han cerrado su actuación con un meritorio pilar de seis. "Lástima del gama extra, pero nos vamos de vacaciones muy contentos", ha valorado Mia Castellví, 'cap de colla' de los Capgrossos de Mataró.

A partir de ahí, el aliciente estaba en ver el nivel de la rivalidad entre los de Terrassa y los de Vilafranca. Los Minyons cerraron la temporada anterior de forma espectacular, con tres 'tres de deu amb folre i manilles' descargados y, lo nunca visto, el primer 'quatre de deu amb folre i manilles'. Este año, los de Vilafranca van lanzados y se han propuesto el gigantesco ‘tres de deu’ para el próximo sábado en Vilanova i la Geltrú, mientras que los de Terrassa van más tranquilos.

CAÍDA DE LOS 'VERDS'

Así las cosas, la sorpresa negativa ha saltado con los Castellers de Vilafranca, que han actuado en segundo lugar, por detrás de los Capgrossos. Cara a seguir con la preparación para la cita de Vilanova, los 'Verds' se han plantado en la plaza y han empezado a edificar el 'dos de nou amb folre i manilles’, pero la estructura se ha desmoronado antes de que el 'enxaneta' llegara a la cumbre. "Las pruebas en los ensayos han ido bien, pero quizás hemos hecho demasiadas", ha explicado el 'cap de colla' de los Verds, Toni Bach.

El tropiezo no ha hecho mella en la 'colla' más laureada de las dos últimas décadas. Para serenar los nervios han descargado el 'tres de nou amb folre', un 'castell' que parece pan comido para ellos, pero que solo está al alcance de una docena de 'colles'. Y seguidamente han hecho su habitual demostración de fuerza al descargar el 'tres de nou amb folre i agulla’, un 'castell' de gama extra tan complicado que solo ellos han sido capaces de completar.

Los Minyons no se han inmutado. Ellos siguen a la suya, sin prisas, porque por filosofía no participan en el concurso de 'castells' que se celebra cada dos años en Tarragona y que, cuando toca, como este año, acelera la preparación de las ‘colles’. Los de Terrassa han descargado todo lo que se han propuesto: el gama extra ‘dos de nou amb folre i manilles’, el multitudinario ‘nou de vuit’, un gama extra menor, y han concluido con unos discretos ‘quatre de nou amb folre’ y un pilar de seis que les permite "irse de vacaciones con el trabajo hecho", según su 'cap de colla', Albert Pérez.

El colegiado canario dio su versión de la jugada en la que no concedió un claro gol legal al Barça en el Villamarín