El Periódico

Concierto Beatles

GOLPE A LA RED

Un ciberataque masivo a EEUU deja sin servicio a grandes webs

Twitter, Airbnb, Netflix y el 'New York Times', entre las firmas afectadas por el ataque informático

Los 'hackers' utilizaron en el asalto aparatos zombis como 'webcams', dispositivos de vigilancia infantil y termostatos

Un ciberataque masivo a EEUU deja sin servicio a grandes webs

Mapa de la web especializada Downdetector con las zonas afectadas por el ciberataque masivo.

Viernes, 21 de octubre del 2016 - 23:43 CEST

Un ataque informático ha dejado este viernes temporalmente fuera de servicio a grandes webs de EEUU, como Twitter, Spotify, Netflix, Airbnb o el 'New York Times'. El asalto, que ha utilizado aparatos domésticos zombis -controlados por los 'hackers' en lugar de por sus dueños-, ha comenzado por la mañana (11.10 GMT, dos horas más en España) y en primera instancia duró unas dos horas, pero se reanudó por la tarde (17.20 GMT), creando confusión e impidiendo el acceso a algunas de las webs con más tráfico del mundo.

El ciberataque de denegación de servicio (DDoS) se ha centrado en Dyn, una empresa de gestión de dominios e infraestructura de internet que administra la conexión a la red de grandes compañías estadounidenses, desde Visa a la farmacéutica Pfizer o la tecnológica SoundCloud.

La sede de la Agencia de Seguridad de EEUU (NSA), en Ford Meade (Maryland).

Los ataques de denegación de servicio son un fenómeno al alza y cada año que pasa se vuelven más sofisticados e intensos. A veces está detrás la mano de los estados, como sería el caso del que golpeó al Banco de América y otras instituciones financieras en el 2013, del que Washington responsabilizó a Irán y que presumiblemente fue una represalia a las sanciones por su programa nuclear. Más recientemente algunos de esos golpes se han cebado con bancos griegos y suecos con el único propósito de extorsionarlos. El mecanismo consiste en inundar con solicitudes de acceso los servidores de una determinada web hasta que se colapsa por el peso del tráfico.

La principal novedad de este ciberataque fueron las armas empleadas por los 'hackers'. Según declaró a 'The Washington Post' un alto cargo de Dyn, parte de la avalancha de solicitudes de acceso procedía de aparatos domésticos conectados a internet como cámaras web, dispositivos de vigilancia de bebés e incluso termostatos, de los que asaltantes tomaron el control sin conocimiento de sus dueños.

ATAQUE ATÍPICO

Tanto el FBI como Seguridad Interior investigan el ciberataque y, por el momento, se desconoce quién podría estar detrás. “Este no es el típico ataque de DDoS”, ha dicho Kyle York, el jefe de estrategia de Dyn. “Estamos investigando las causas, pero al final se ha limitado a la costa este de EEUU”, ha añadido. Más tarde el impacto se ha expandido a la costa oeste y otras regiones del país. La suya es una de las empresas que albergan el Sistema de Nombres de Dominio (DNS), algo así como la centralita de internet. El DNS convierte las direcciones de las webs en direcciones numéricas que permiten a los ordenadores hablarse entre sí. Sin los servidores de DNS administrados por proveedores como Dyn, internet no funciona.

Dos horas después del inicio del ataque, los problemas pudieron solucionarse. El acceso a las webs caídas, como las de Twitter, Spotify, GitHub, Reddit o el 'Wall Street Journal', se restableció. Sin embargo, horas después volvieron los problemas de conexión en algunas webs.

IMPRESORAS Y TELEVISORES

La semana pasada, Seguridad Interior ya advirtió sobre un nuevo método utilizado por los 'hackers' para atacar páginas de Internet con un malware (virus) que infecta impresoras, routers o televisiones inteligentes para convertirlos en “un ejército de robots” que lanzan ataques de denegación de servicio. El sobresalto de este viernes llega en un momento de creciente tensión geopolítica en el ciberespacio. Washington acusó recientemente a Rusia de estar detrás del pirateo de varias de sus instituciones, como el Comité Nacional Demócrata, una serie de ataques con los que el Kremlin estaría tratando de "influir" en las elecciones presidenciales. Eso es al menos lo que cree la Casa Blanca.

Hace una semana, la Administración Obama le pidió a la CIA que prepare un menú de opciones para lanzar una represalia sin precedentes contra Rusia. Según NBC News, se trataría de cíberoperaciones “clandestinas” con las que se pretende dañar y “humillar” al liderazgo del Kremlin. Aparentemente la agencia ya ha seleccionado una lista de individuos cercanos a Vladimir Putin y de documentos con los que se pretende poner de relieve la naturaleza cuasi mafiosa de su régimen.

“Es bien sabido que hay mucho dinero de los oligarcas rusos en los paraísos fiscales”, dijo recientemente en una entrevista el almirante retirado James Stavridis. “Sería muy humillante si eso quedara al descubierto y serviría como respuesta proporcionada al aparente 'hackeo' ruso y las filtraciones destinadas a la opinión pública estadounidense”. La tensión entre los dos países es máxima.

El club inglés está dispuesto a tirar la casa por la ventana para hacerse con el fichaje de Neymar. Una amenaza sobre el Barcelona