El Periódico

Sánchez llama a Iglesias y quedan en verse antes de Semana Santa

La conversación se produce mientras fuentes socialistas señalan que la crisis en Podemos aleja al partido morado del pacto

Sánchez llama a Iglesias y quedan en verse antes de Semana Santa

JOSE LUIS ROCA

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante una reunión en el Congreso.

Miércoles, 16 de marzo del 2016 - 13:07 CET

Pedro Sánchez ha conversado con Pablo Iglesias este miércoles a mediodía y han decidido mantener un encuentro bilateral antes de las vacaciones de Semana Santa. La llamada la ha efectuado Sánchez, en torno a las doce, y ha durado quince minutos. Se produce después de un intercambio de mensajes el martes por la tarde. Fuentes de ambos partidos han confirmado que los líderes mantendrán una cita en los próximos días con la intención de desbloquear las negociaciones por la gobernabilidad, congeladas desde que Podemos se levantó de la mesa de izquierdas el pasado 5 de febrero cuando el PSOE selló un acuerdo con Ciudadanos.

"A pesar de las diferencias de criterio, comparten que también es positivo que se normalice el diálogo entre ambos", señalan fuentes conocedoras de la conversación. Según confirman desde filas de PSOE y de Podemos, los secretarios generales han hablado acerca de la crisis humanitaria que vive Europa y de la política de migración y asilo de la UE, sobre la cual, admiten, "comparten muchos pareceres".

La conversación se ha producido en el mismo momente en que fuentes socialistas ponían de manifiesto que la crisis interna que vive Podemos dificulta todavía más un posible acuerdo de gobierno entre PSOE y el partido morado. El entorno de Sánchez entiende que con la destitución de Sergio Pascual se impone la línea más radical de Podemos y se arrincona al ala moderada representada por Íñigo Errejón. Según los socialistas, ese sector más centrista dentro de Podemos estaría dispuesto a posibilitar un gobierno del PSOE con una abstención. Los morados no ocultan ya el conflicto interno pero niegan que las discrepancias entre Iglesias y su número dos se asiente en un criterio distinto respecto a la posición en la investidura.

El Barça habría cerrado la operación por el central en 30 millones de euros con las variables incluídas

El exrepresentante del Dybala explica las razones por las que el jugador prefirió quedarse en la Juventus