El Periódico

LA NUEVA LEGISLATURA

Rivera se ofrece al Rey como pacificador de la "guerra fría" entre el PP y el PSOE

El líder de C's señala que solo se abstendría con Sánchez o Rajoy si alguno de los mayoritarios hace lo mismo

Subraya que la reforma de la Constitución será inviable sin contar con los populares

Rivera se ofrece al Rey como pacificador de la "guerra fría" entre el PP y el PSOE

POOL / EFE

Albert Rivera saluda al Rey, el pasado 21 de enero en el Palacio de la Zarzuela. 

Jueves, 21 de enero del 2016 - 20:35 CET

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se hizo a sí mismo una pregunta este jueves: “¿Hay alguien dispuesto a sentarse con una hoja en blanco y discutir qué es lo que nos une?” Su respuesta: “No hay nadie. Solo Ciudadanos”. Durante cerca de hora y media, el dirigente catalán transmitió al Rey, dentro de las audiencias que Felipe lleva a cabo esta semana para explorar el futuro Gobierno, que él está dispuesto a facilitar la presidencia de Mariano Rajoy o Pedro Sánchez, pero solo en el supuesto, en este momento muy improbable, de que el PP y el PSOE se pusieran de acuerdo. “Nuestra posición es que no vamos a apoyar a ninguno de los candidatos que están encima de la mesa. Pero sí estamos dispuestos a desencallar esta guerra fría”, señaló Rivera. “Si uno de los dos se abstiene, Ciudadanos también se abstendrá”, continuó.

El líder del partido naranja, que logró 40 diputados en las generales del pasado 20 de diciembre, no contempla en ningún caso sumarse a un hipotético pacto de Sánchez con Podemos y sus satélites territoriales, que debería contar también con la abstención de nacionalistas e independentistas. “Eso sería solo un Gobierno del PSOE sumando escaños pero sin un proyecto común. Así se lo he dicho al Rey”, explicó en el Congreso.

"CAMBIO Y DIÁLOGO"

Lo que Rivera alienta es una legislatura que "recoja los dos guantes expresados en las urnas: cambio y diálogo", un mandato que debería basarse en "los pilares de la democracia: la Constitución, el Estado del bienestar, la economía de mercado y Europa". En este sentido, consideró que "ningún pacto de gobierno debe negociar con la soberanía nacional", y que antes de abrir una reforma constitucional conviene "saber qué se va a hacer, saber lo que queremos y lo que nos une". Sin el concurso de los populares, añadió Rivera, cualquier modificación de la Carta Magna es inviable. "Sí a una reforma de la Constitución, pero sabiendo el camino. Si el PP no mueve ficha, no hay mayoría para hacer la reforma", argumentó.

El líder de Ciudadanos, a diferencia de otros dirigentes políticos que acudieron antes que él al palacio de la Zarzuela, no trató con el Rey la posibilidad de una repetición de elecciones, ni tampoco que Felipe nombre en primer lugar a Sánchez para que intente su investidura. "Me gustaría que esos dos partidos [PP y PSOE] dejen de pensar en las agendas personales de sus candidatos y piensen en España", concluyó.

El Barça se ha movido rápido para intentar dar el último golpe de mercado. En Brasil están alguna de las prioridades de la secretaría técnica y allí que se han ido a negociar. Ahora todo depende de los precios y la voluntad de los jugadores

Hhristo Stoichkov le dijo a Luis Figo, a la cara, que seguirá insultándole siempre que lo vea por las calles de Barcelona