El Periódico de Catalunya

Martes 26 septiembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MÚSICA SIN SALMONELLA

Ladilla Rusa, sorna con gusto no pica

Tania Lozano y Víctor Fernández Clares graban en acústico 'Macaulay Culkin' y buscan mecenas para su petardeo de extrarradio

El dúo Ladilla Rusa, Tania Lozano y Víctor Fernández Clares, interpreta 'Macaulay Culkin' por primera vez en acústico.

El dúo Ladilla Rusa, Tania Lozano y Víctor Fernández Clares, interpreta 'Macaulay Culkin' por primera vez en acústico.RICARD FADRIQUE

Tania Lozano y Víctor Fernández Clares estaban destinados a conocerse, a no separarse jamás y a convertirse en los embajadores del petardeo musical del extrarradio barcelonés más divertido y desprejuiciado.

Estos periodistas -"que no músicos", aclaran-, han puesto en marcha un Verkami (a mediados de agosto acaba el plazo) para poder sufragarse el disco 'Estado de Malestar', título también de una de las tres piezas incunables que, para sorpresa de ellos mismos, se están viralizando. A sus mecenas les agasajarán con recompensas del tipo: gafas de Ladilla Rusa, camisetas, la posibilidad de estar presente en la grabación del álbum, asistir a un concierto y una actuación privada, un beso en el glúteo derecho o izquierdo (según sea la aportación)…

ÍNTIMOS DESDE LOS 12 AÑOS

Los integrantes de este dúo capaz de cantar tanto electropop costumbrista como rumba-caló, hard-techno, punk o lo que sea menester, resulta que son íntimos desde los 12 años y que en el cole ya componían canciones que le dedicaban, por ejemplo, al "neandertal, rudo y mal educado" profe de Filosofía (con 16 añitos).

Con una innata capacidad para reírse (de todos y de ellos mismos), han ido creciendo juntos y, casi sin darse cuenta, se están estrenando a lo grande en el mundo del artisteo: su primera actuación en directo fue, ni más ni menos, que ante más de 20.000 personas (en el World Pride Festival de Madrid).

Y eso que solo tienen tres canciones grabadas: el 'hit' de borrachera 'BEBO (de bar en peor)' con guiños a Raffaella Carrá, la pegadiza y tronchante historia del niño de 'Solo en casa' si hubiera nacido en Montcada i Rexac (de donde son ellos), 'Macaulay Culkin', y la insurrecta 'Estado de Malestar'.

Aquí tenéis la letra: "Esta infanta es una santa / no se acuerda, no se achanta / qué me cuentas, yo no he sido, / que mis cuentas las lleva mi marido. / Y mi padre, Juan Carlitos / se cruzó a un elefantito / lo mató en una ladera / y después se jodió la cadera. / Y Millet, ¡vaya saqueo! / con un Palau, ¿quién quiere empleo? / en sillita se ha quedado / y en nuestras bocas se ha meado. Cierra la boca que te van a mear / los del Estado del Malestar (bis) / Y ese Urdanga, vaya ganga, / Nóos riáis, mirad su manga, / ¿cuánta guita se ha llevado? / Sin fianza a Suiza se ha pirado. / Y esa Marta Ferrussola / es la madre superiora, / los misales a raudales, / los Pujol huelen a aguas fecales. /  Y esa Rita, Blanco España / Sacando brillo -presuntamente- es la caña / El juicio aún lo está esperando / en el hoyo se está descojonando…".

Texto Alternativo

Tania y Víctor, posando en el estudio de EL PERIÓDICO. RICARD FADRIQUE

A parte de no dejar títere con cabeza, aclaran que lo de 'Estado de Malestar' es una metáfora "en mayúsculas". "Hace referencia, evidentemente, al Estado que cada vez es de menos bienestar y donde cada vez hay más hijo de puta –explica Víctor- y de nuestro propio estado: nos vamos tanto de fiesta que luego llega la resaca", ríe.

EL HUMOR COMO PUNTO DE PARTIDA (Y SALIDA)

El humor "es el punto de partida" desde el inicio de una relación que profesionalmente les hizo reencontrarse más veces. "Empezamos juntos en la Ràdio Santa Perpètua con 17 años, hemos estudiado lo mismo y siempre teníamos en mente hacer algo juntos", recuerda Tania. "Tantas horas juntos, es lógico que al final nos pasara algo", asiente Víctor.

El disco, si consiguen los 3.800 euros que necesitan, lo grabarán este verano y esperan tenerlo en la calle "en otoño o invierno". Ya les piden que se embarquen en bolos varios: "Hemos tenido ofertas pero aclaramos que aún no tenemos repertorio", se disculpa Tania.

Tania ha estado trabajando hasta hace poco en una empresa organizadora de eventos (como el del Salón Erótico). Y Víctor compagina sus trabajos en la radio (iCat) en la tele (BTV) y en el suplemento 'On Barcelona' (en el que colabora).

La promoción del 'Estado de Malestar' va viento en popa. "Porque conocemos, sobre todo Víctor, a mucha gente de los medios, porque el petardeo está de moda", asegura Tania. "Y porque nuestras canciones llaman la atención porque se salen del patrón habitual. No hablan del amor y del desamor, ni son los típicos de cantautor. Son canciones destripadas", observa Víctor.

Eso sí, las críticas también han empezado a sonar. "El otro día una señora nos dijo que 'BEBO (de bar en peor)' es el himno 'ni-nis'. ¡Pero bueno, si no hemos parado de trabajar!. Me da mucha rabia. Además, hay un maravilloso productor detrás de todo este proyecto", aclara.

Se trata del curtido músico Ignacio Miranda. "Contactamos con él porque nos gusta mucho lo que hace en Ultraplayback. Quedamos con él en un bar de Gràcia, nos captó el rolló en seguida, le fuimos pasando las melodías y las letras y nos va creando la música. Le vamos dando instrucciones del tipo: esta quiero que suene a lo Raffaella Carrá, esta otra, que remita a Fangoria. Y hay mucho feeling entre nosotros", subraya Tania.

Cada canción tiene un guiño que los melómanos podrán apreciar ya sea en un arreglo, en la coreografía -improvisadas y sin desperdicio-, en la letra… Entre el material que están preparando, adelanta que hay "otra techno-rumba, una canción muy punk y muy rápida sobre las Princesas Disney que se vuelven republicanas y fiesteras, una muñeira electrónica, porque tocamos también el folclore español, y habrá una que tendrá como temática cómo cambia el cuerpo a partir de los 30 años de manera misteriosa", se lamenta Víctor.

LA OPINIÓN DE PUTIN

Ladilla Rusa, que no ensaladilla, aunque estilísticamente tenga tantos ingredientes como el plato. ¿Por cierto, qué creéis que diría Putin de vuestra música?. "Hombre, es un hombre con el ojete apretado. Yo lo veo bailando –responde, entre carcajadas, Víctor-. Aunque sabiendo cómo se las gasta con los gays, me gustaría ver a Putin con ladillas, ¡y qué se joda!".

Y la canción de Macaulay Culkin tenemos que hacérsela llegar al actor sí o sí, ¿no? "¡Claro! Nos hemos propuesto que así sea. Y le invitaremos a tomar puchero (como en la letra). Y si él no viene a Montcada, pues nada, que nos vamos nosotros a Estados Unidos", suspira Víctor.