El Periódico

Entradas para el teatro

ÚLTIMA HORA Syriza llega a un acuerdo de gobierno con la derecha antiausteridad

CRÓNICA

Postales de guerra

'Dispara / Agafa tresor / Repeteix' impacta en el Lliure con una Machi sublime

JOSÉ CARLOS SORRIBES
BARCELONA

Sábado, 2 de febrero del 2013

Boré Buika y Carmen Machi, en la obra.

Define Josep Maria Mestres el teatro del londinense Mark Ravenhill con palabras certeras como «valiente, urgente y necesario». Porque así son las siete escenas, auténticas postales de los efectos de la guerra contra el terror, de Dispara / Agafa tresor / Repeteix que ha estrenado en el Lliure de Montjuïc. Un teatro exigente, pegado a la actualidad, que incomoda y nos pone delante de un espejo que refleja la pésima cara de este mundo marcado por el llamado conflicto Oriente-Occidente surgido tras el 11-S.

Ravenhill escribió 17 piezas breves, de unos 20 minutos, para ser representadas en otros tantos días durante el festival de Edimburgo del 2007 en el ciclo Ravenhill for breakfast. Seguro que el almuerzo se le atragantó a más de uno ante su crudeza, no exenta de un humor negrísimo, casi gore. Mestres ha elegido siete de ellas para una puesta en escena lustrosa y dinámica (a partir de las proyecciones de vídeo) que intenta aliviar el esfuerzo de consumir tragos tan amargos. Sale victorioso aunque la obra supera las tres horas, pausa incluida, por lo que puede llegar a cansar a los más impacientes.

El mensaje, además, se hace algo reiterativo en esta visión conjunta, distinta a la original, más escalonada. Pero consigue calar gracias al esfuerzo del tremendo elenco que se va repartiendo las diferentes estampas, cuatro de ellas por parejas.

Es inevitable resaltar el recital de Carmen Machi en La madre, donde luce su enorme catálogo como la mujer depresiva y de vida mísera que recibe la noticia de la muerte de su hijo en la guerra. La actriz, que habla en catalán en una primera escena de impacto con el resto de actrices, encabeza un gran equipo en el que también descollan Mònica López, Àurea Márquez y Roger Casamajor.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario