El Periódico

SECTOR EDITORIAL

Manifiesto de profesionales del libro contra las campañas de lectura "de escaparate"

367 firmantes, escritores, bibliotecarios, libreros, editores, traductores y correctores, piden una "revisión a fondo" de estas iniciativas

Manifiesto de profesionales del libro contra las campañas de lectura "de escaparate"

AP / EVAN VUCCI

Donald Trump.

Viernes, 19 de mayo del 2017 - 13:02 CEST

Un total de 367 profesionales del mundo del libro han hecho público hoy un manifiesto contra las campañas de fomento de la lectura "de escaparate", y reclaman que las acciones de este tipo se realicen con el acuerdo del sector y la voluntad de "trabajar a medio y largo plazo a favor del fomento real de la lectura". El colectivo reconoce que se haya retirado la última campaña del Icub que ha desencadenado su reacción pero plantean que es necesaria "una revisión a fondo" de este tipo de iniciativas.

Además de los firmantes individuales, firman el comunicado las asociaciones que representas a los escritores catalanes (Associació Col.legial d'Escriptors de Catalunya, Associació d'Escriptors en Llengua Catalana y PEN Català), la Associació de Llibreries Independents de Catalunya y el Grup de Llibreries Independents Bestiari (desligadas del Gremi de Llibreters, que no participa en el manifiesto), la asociación La Mordida LIteraria y el Col.lectiu Pere Quart, formado por profesores de secundaria y universidad que movilizados contra la reducción de la enseñanza de la literatura. Tampoco se han sumado a la iniciativa el Gremi d'Editors de Catalunya y la Associació d'Editors en Llengua Catalana.

LIBROS PARA TRUMP

El detonante de la crítica expresada hoy, precedida de una intensa campaña en las redes sociales y los espacios de opinióin de los medios, ha sido la campaña de fomento de la lectura del Ayuntamiento de Barcelona 'Barcelona Ciutat Llibre', que según los firmantes "no era más que una campaña publicitaria pensada por la agencia Aftershare de Risto Mejide en que se invitaba a los libreros y bibliotecarios de la ciudad a recomendar libros al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el pretexto de 'abrirle la mente". El Gremi de Llibreters difundió el 10 de mayo entre sus asociados el proyecto de la campaña, que había sido avanzado al gremio antes de su presentación. El Icub, tras la reacción resultante, ha retirado la campaña.

"Nos desmarcamos completamente -escriben los firmantes en referencia a la iniciativa del Icub- de los mensajes que aportan campañas como esta, que más que acercar a la gente a la lectura pueden provocar rechazo, porque utilizan unas ideas que se ha demostrado que son disuasivas, como es presentar los libros desde una posición de superioridad moral". El comunicado propone campañas "hechas conjuntamente por profesionales de la cultura y la educación, con bibliotecas, librerías y escuelas implicadas" y lamenta que esta petición reiterada no se asuma nunca "mientras nos van endosando campañas como esta, sin pies ni cabeza, que suponen un gasto de dinero público que, en muchos casos, se ha justificado con argumentos tan vacíos como que se acaba el año y ese dinero se tenía que gastar (como la campaña del 'sello de calidad de las librerías' de finales del 2016)". Esta última campaña fue impulsada por el Gremi de Llibreters y la Conselleria de Cultura, que la próxima semana presentará su plan de fomento de la lectura, una de cuyas medidas, el regalo de un libro a los niños que cumplen seis años, ha sido criticada también por algunos de los firmantes.

"Tenemos la sensación creciente de sentirnos utilizados porque, en nuestro nombre y con la excusa de hacerlo todo por la cultura, algunos hagan sus negocios", añade el documento, en el que se reclaman acciones coordinadas "con la voluntad de abandonar lass políticas de escaparate y trabajar a medio y largo plazo a favor del fomento real de la lectura".

LOS FIRMANTES

El comunicado ha sido redactado por Isabel Sucunza y Abel Cutillas, de la librería Calders, Paula Jarrin de la librería Al·lots-Petit Príncep, Laura Huerga de la editorial Raig Verd y las escritoras Bel Olid y Tina Vallès. Entre los firmantes figuran también escritores como Miquel Adam, Kiko Amat, Anna Ballbona, Lluís Anton-Baulenas, Joaquim Carbó, Enric Casasses, Víctor García Tur, Mercè Ibarz, Gemma Lienas, Imma Monsó, Salvador Oliva, Marc Pastor, Jordi Puntí, Francesc Serés, Màrius Sera y Enrique Vila-Matas, docentes como Xavier Antich, Margarida Aritzeta, Montserrat Bacardí, Teresa Duran y Manel Ollé, libreros como Anna Arranz, Josep Cots, Eric del Arco, Lluís Morral, Montse Porta, Antonio Ramírez, Marta Ramoneda, Ricardo Redón y Xavier Vidal, editores como Iolanda Batallé, Maria Bohigas, Eugènia Broggi, Claudia Casanova, Jordi Cornudella, Josep Cots, Joan-Carles Girbés, Diana Hernández, Antoni Munné, Josep Maria Muñoz, Isabel Obiols, Ilyà Perdigó, Aniol Rafel, Marc Romera y Pere Sureda, traductores como Yannick García, Anna Llisterri y Ernest Riera, agentes como Mònica Martín y bibliotecartios como Pep Molist.