El Periódico

Ted Cruz se reafirma como alternativa a Trump

Sanders resurge tras la decepción del Supermartes

Ted Cruz se reafirma como alternativa a Trump

AP / SHAWN GUST

Ted Cruz firma autógrafos a sus seguidores en un mítin en Idaho, este sábado.

Domingo, 6 de marzo del 2016 - 05:26 CET

Ted Cruz se ha reafirmado como la alternativa a Donald Trump tras ganar dos de los cuatro estados que estaban en juego el sábado en las primarias republicanas. El senador por Tejas rompió los pronósticos en Kansas, donde dobló en votos al magnate inmobiliario, y se impuso también por un amplio margen en Maine. Trump se llevó los otros dos para dejar la noche igualada y salvar la debacle. Es pronto para saber si la masiva compaña lanzada contra él por el estamento republicano empieza a dar resultados.

En el bando demócrata, Bernie Sanders se impuso a Hillary Clinton en dos de los tres estados en liza, unas victorias psicológicamente importantes para su candidatura tras la decepción del supermartes. Esa ventaja, sin embargo, no le servirá para recortar diferencias en el número de delegados que elegirán al candidato definitivo en la Convención del próximo mes de julio porque Clinton barrió en Luisiana, el estado que más delegados repartía. Hecho el recuento de la noche, la exsecretaria de Estados se llevó algunos más que el socialista de Vermont.

Lo que dejó claro el ‘supersábado’, como los medios estadounidenses bautizaron a la jornada, es que queda todavía tela por cortar. La nominación no está decidida en ninguno de los partidos y todos los candidatos se comprometen a llegar hasta la Convención. Este domingo se vuelve a votar. Los republicanos, en Maine, y los demócratas, en Puerto Rico. El martes hay otros cuatro estados en juego, Michigan es el más importante.

Nicholas Thompson, uno de los editores del' New Yorker', definió perfectamente cómo está ahora la carrera republicana. “El hombre que más aversión despierta en el Senado contra el hombre que más aversión despierta en el país”, escribió en Twitter. El primero es Ted Cruz, claro, que ayer salió de su zona de confort para ganar por primera vez en el centro y el este del país. Con su victoria en Maine, demostró que puede competir también fuera del Cinturón Bíblico y, en el total de la noche, dobló en delegados a Trump. El millonario neoyorkino ganó en Luisiana y Kentucky.

Rubio, el gran derrotado

Cruz atribuyó el resultado al hecho de que el voto conservador se estaría concentrando en torno a su candidatura y, sin mencionarlos por nombre, pidió a Marco Rubio y John Kasich que abandonen la carrera para que el voto anti-Trump deje de estar fracturado. “El grito que escucháis, el aullido que viene de Washington, es una manifestación de terror ante lo que nosotros el pueblo estamos haciendo juntos”, dijo el que pasa por ser uno de los estandartes del Tea Party. El gran derrotado de la noche volvió a ser Rubio, al que no le están sirviendo de nada sus ataques a Trump o el respaldo mayoritario que tiene de los poderes facticos del Partido Republicano. Rubio no pasó de la tercera plaza, un puesto que perdió en Maine ante Kasich.

Después de la jornada, el recuento de delegados queda de la siguiente maneral: Trump, 347; Cruz, 267; Rubio, 116; Kasich, 28. Para conquistar la nominación se necesitan 1.237.

Entre los demócratas, Sanders ganó en los estados blancos (Nebraska y Kansas) y perdió en el negro (Luisiana). En Kansas se impuso por más de 30 puntos, pero en Luisiana llevaba una desventaja de 46 puntos con el 86% del voto escrutado. Tenía tan claro que iba a perder allí que prácticamente no hizo campaña. Este desenlace deja a Clinton con 659 delegados y a Sanders con 455, aunque la ventaja de la ex primera dama se amplia significativamente si se cuenta a los superdelegados. Para asegurar la nominación se necesitan 2.383.

Títulos, mejora económica, nuevos retos, aprender con los mejores... Razones que han llevado a Paco Alcácer a emprender el camino hacia el Camp Nou

Así jugaron los futbolistas del FC Barcelona en su partido ante el Athletic en San Mamés.