El Periódico

nuevo proyecto de ficción

'El Caso', del papel a la pantalla

TVE-1 estrena este martes una serie de ficción, inspirada en sucesos reales publicados por el periódico sensacionalista

"Es una declaración de amor al cine negro", afirma Fernando Guillén Cuervo, que da vida al reportero estrella del diario

'El Caso', del papel a la pantalla

PIPO FERNÁNDEZ

Fernando Guillén Cuervo y Verónica Sánchez, en el rodaje de 'El Caso'.

Domingo, 13 de marzo del 2016 - 16:00 CET

Entre 1952 y 1997 se publicó en España el semanario 'El Caso', rotativo sensacionalista por cuyas páginas desfilaban escabrosos y violentos sucesos que demostraban que España no era el país ideal que vendía el franquismo. Después de 10 años, Fernando Guillén Cuervo, por fin, ha visto cómo su criatura audiovisual toma vida. Y lo hace en la pequeña pantalla: la serie 'El Caso. Crónica de sucesos', 'thriller' de investigación periodística de 13 episodios sbasado en una idea original del actor madrileño, y que este martes15 de marzo, estrena TVE-1 (22.15 horas). "Todos los capítulos son una declaración de amor al cine negro", explica Guillén Cuervo, que, en la vida real, protagonizó una portada del periódico. Tenía cuatro años y le había atropellado un coche.

Iñaki Mercero, uno de los directores de 'El Caso'.

REPORTERO ESTRELLA

Estamos 1966 y Guillén Cuervo da vida al reportero estrella de 'El Caso', un lobo solitario, un expolicía que ahora es un periodista de raza. "Tiene un lado oscuro, fuma y bebe y está dado de la vuelta de todo", explica el actor durante un descanso del rodaje, en un plató de 1.500 cuadrados en San Sebastián de los Reyes (Madrid).

Pasear por los decorados es pasear por una "versión ibérica" de 'Mad men'. La estética sesentera impone maquinas de escribir Olivetti, un mueble-bar, ceniceros inundados de colillas, botellas de anís Chamaco y ginebra Loren, y papel higiénico Elefante. En la casa de Jesús Expósito (personaje de Guillén Cuervo) también hay jabón Lagarto y tazas Duralex, además de discos de vinilos repartidos por la estantería.

El veterano reportero tendrá, de repente, una nueva compañera: Clara López-Dóriga, una chica bien que ha casado tras estudiar en la universidad y que quiere trabajar en el "único periódico que cuenta la verdad" y a la que da vida Verónica Sánchez. "Es víctima del machismo de sus compañeros de trabajo, pero ella se va haciendo su sitio demostrando su valía", explica la actriz.

La redacción de 'El Caso', periódico que se leía masivamente, es uno de los escenarios clave de la serie, cuyos decorados están inundadados por el humillo que desprende una máquina, adquirida por los productores para darle una neblina a la imagen que deje ver que, en aquella época, se fumaba en todas partes. Otro espacio esencial de 'El Caso' es la comisaría, que también está inundada de ceniceros con colillas y en cuyas paredes lucen los consabidos retratos de Franco. Cómo no, el bar de la esquina es otro de los centros neurálgicos de la vida de periodistas y policías. También lo será el hospital y, en concreto, el despacho de la médico forense (Natalia Verbeke).

NO ES UN DOCUMENTAL DE 'EL CASO'

Inspirada en hechos reales, cada capítulo de la serie mostrará un crimen que fue, en su día, portada. Asesinatos y desapariciones se mezclan con fenómenos paranormales, como ritos satánicos. Los dos protagonistas son muy diferentes, pero están condenados a entenderse. Ambos husmearán entre policías y testigos para poder publicar la verdad, a pesar de tener a la censura como espada de Damocles. "La serie no es un documental sobre 'El Caso' sino, básicamente, una serie de entretenimiento. Pero también es el reflejo de las dos España, la de quien mandaba  y la de quien obedecía", destaca Guillén Cuervo tras dejar claro que la vida personal de los protagonistas también tiene mucha importancia en los guiones.

Marc Clotet (marido del personaje de Verónica Sánchez), Fernando Cayo (el director del diario) y Antonio Garrido (el comisario jefe) son otros de los personajes que desfilan por la serie, dirigida por Iñaki Mercero, Javier Quintas y José Ramón Paínos.

Una ambientación minuciosa

La serie 'El Caso...', que ha sido producida por 'Plano a plano' ('El Príncipe', 'Allí abajo'), ha buscado reflejar fielmente la época, con recreaciones casi al milímetro de lugares emblemáticos del Madrid franquista, como la base aérea de Torrejón de Ardoz, cuyos militares protagonizan el primer capítulo, 'El crimen del abrevadero'. Rodada en un plató de 1.500 metros cuadrados en San Sebastián de los Reyes (Madrid), donde se han recreado la redacción del periódico y la comisaría de policía, los capítulos recrean casos reales. Ello supone muchos escenarios naturales de Madrid, tratados por ordenador y ambientados, desde los coches a los letreros de las tiendas.

Así también la iluminación y la fotografía, ha explicado el director Iñaki Mercero, interesado en que el espectador reconozca por la luz, "con solo ver un fotograma", la redacción o la comisaría, más gris y oscura.

Además de la pantalla de televisión, la web RTVE.es ofrecerá contenidos adicionales, como ilustraciones de los personajes, un cómic-avance semanal, el juego 'online', titulado Las claves del caso' y el corto interactivo 'Tu primer día en El Caso'.

TEMAS

Estas son las notas de los jugadores del FC Barcelona al descanso durante el partido amistoso que juegan ante el Celtic de Glasgow en Dublín

Hhristo Stoichkov le dijo a Luis Figo, a la cara, que seguirá insultándole siempre que lo vea por las calles de Barcelona