El Periódico

La factura del teléfono e internet se encarece tres euros

Vodafone, Orange y Telefónica han agregado megas y minutos de llamadas pero han subido los precios de sus tarifas

Las organizaciones de consumidores denuncian el aumento y que los usuarios con permanencia deben seguir pagando lo mismo

La factura del teléfono e internet se encarece tres euros

DANNY CAMINAL

Tienda de Vodafone, en el Portal de l'Àngel de Barcelona.

Lunes, 28 de marzo del 2016 - 16:37 CEST

Durante muchos años, la competencia en el mundo de las telecomunicaciones provocó una caída casi ininterrumpida de los precios de servicios como internet en casa, las llamadas de móvil o el consumo de datos. Sin embargo, ese descenso de los precios conllevó un deterioro de las cuentas de las empresas del sector, que llevan dos años avisando de que el mercado, con esos precios, es insostenible. Para asegurar la inversión y la correcta prestación de servicios –según las operadoras de 'telecos'-, ahora las firmas llevando a cabo subidas de tarifas a cambio, eso sí, de mayores servicios.

La última en anunciar una “renovación de planes de precios” ha sido Vodafone, cuyos nuevos y viejos clientes tendrán que abonar entre dos y tres euros más a partir del 18 de abril, cuando entren en vigor los nuevos planes. La compañía, a cambio, ha dotado de mayores prestaciones a los planes ofrecidos, sumando servicios como el 'roaming' incluido en todos los planes de contrato, un aumento de los datos de descarga de entre 500 MB y 1 GB y Vodafone TV 'on line' (canales de televisión de TDT en el móvil). En la oferta convergente (internet en casa, móvil y teléfono), también se incluyen las llamadas gratis entre miembros de toda la familia. “El valor que se ofrece a los clientes con estos nuevos servicios es entre cuatro y cinco veces superior al ajuste medio de los planes de precios”, justificó la compañía. Pero aunque se produzca una mejora de los servicios, hay también una subida de precios.

Repuntan los ingresos del sector

Los ingresos del sector de las telecomunicaciones en España alcanzaron su máximo en el último trimestre del 2009, cuando ascendieron a 10.992,16 millones de euros, según datos de la CNMC. Sin embargo, el estallido de la crisis comenzó a afectar a la facturación de las empresas, que empezó a caer a ritmos de entre el 2% y el 9,3% trimestral, tocando fondo en el primer trimestre del 2015 (7.277,88 millones). A partir de entonces, las nuevas tarifas y los nuevos servicios ofrecidos (ofertas convergentes, televisión), han hecho repuntar los ingresos durante los dos últimos trimestres con datos registrados: segundo trimestre del 2015 (+0,4%) y tercero (+2,7%).

La mejora de los ingresos ha sido provocada también por un aumento de los precios en telefonía móvil. El índice de precios, tomado desde el tercer trimestre del 2011, presentaba caídas durante toda la serie. Sin embargo, en el tercer trimestre del 2015 este índice repuntó 0,9 puntos, hasta 31,6 puntos, o lo que es lo mismo: primera subida de los precios de los últimos años.

Vodafone ha sido la última pero no la única. El aumento de precios del operador rojo se suma al que acometió Telefónica, que el 5 de febrero aplicó un aumento también de tres euros en las tarifas de sus planes convergentes (Fusión). A cambio, la empresa aumentó la velocidad de subida de los planes de fibra para hacerla simétrica (es decir, igual velocidad de subida y bajada), y aumentó asimismo en 1 GB los datos de descarga totales de las tarifas contratadas (los que tenían 1 GB, pasaron a tener 2 GB).

Orange no fue menos: en marzo han entrado en vigor los nuevos precios de la tarifa Canguro, la que agrupa los servicios de internet en el hogar, móvil, datos y fijo. La subida también fue de tres euros y, a cambio, también ofreció una mejora de las prestaciones de su oferta: las conexiones de fibra de 30 MB pasaron a 50 MB, con un aumento de los minutos de llamadas gratis en la tarifa Ahorro (de 150 a 200 minutos), también hubo un aumento de los datos de descarga de entre 500 MB y 1 GB).

CAMBIO DE CONDICIONES

De este modo, las tres grandes operadoras han acometido un aumento de las tarifas a sus usuarios a cambio de mejoras en los servicios “sin dar a los usuarios la posibilidad de mantener las condiciones contratadas”, ha denunciado la organización de consumidores Facua. Es ese uno de los motivos de queja de los usuarios: firmaron unos contratos por unas tarifas que, unilateralmente, los operadores han decidido cambiar.

Facua ha denunciado estas subidas de precios (la última de la Vodafone) a las autoridades de competencia, así como “la ilegalidad de que los usuarios con compromisos de permanencia vigentes sufran incrementos en los precios, ya que estos deben mantenerse hasta la finalización del periodo establecido en los contratos, que vinculan a las dos partes”. La organización ha recordado además que el cliente tiene el derecho a darse de baja si no está de acuerdo con los nuevos precios aunque tenga un contrato de permanencia firmado (en caso de tener un terminal por pagar sí que tendrá que abonar lo que le reste).

Fuentes del sector aseguran que los precios de las telecomunicaciones “tocaron fondo” en plena crisis, y que las compañías de 'telecos' ajustaron mucho los precios pese a que otros servicios básicos subían. Además, han tenido que acometer inversiones (despliegue de la fibra óptica, adquisición de derechos para sus canales de televisión). Por último, también deben digerir la compra de empresas: Orange adquirió Jazztel, y Vodafone compró Ono.

Sin embargo, a ojos de las organizaciones de consumidores, la subida no está justificada y deja un preocupante panorama: las tarifas de los tres operadores cada vez se parecen más, con apenas diferencias entre los servicios que ofrecen y los precios.

Jasper Cillessen será presentado este viernes por la mañana y posteriormente atenderá a los medios de comunicación

Toda la polémica previa relativa a las 'bolas calientes' y 'bolas frías' en los sorteos de Champions vivió un nuevo capítulo