El Periódico

Un cambio fiscal pone patas arriba cientos de pequeños negocios

Las sociedades civiles con objeto mercantil deben pasar a tributar por el impuesto de sociedades o disolverse

Un cambio fiscal pone patas arriba cientos de pequeños negocios

JOAN CORTADELLAS

Una peluquería de la ciudad de Barcelona.

Miércoles, 30 de diciembre del 2015 - 18:49 CET

Peluquerías, cafés, bares, electricistas, fontaneros o despachos de farmacia constituidos como sociedades civiles, entran en el 2016 con un cambio fiscal que les obliga a tributar por el impuesto de sociedades o disolverse. Esta medida, incluida en la reforma de la ley del impuesto de sociedades, afecta a este tipo de figuras societarias con objeto mercantil.

El cambio ha removido los cimientos de una figura societaria muy extendida en los pequeños negocios y utilizada para evitar los mayores gastos y papeleos de sociedades mercantiles. Muchas asesorías fiscales llevan semanas buscando soluciones para los afectados.

Los socios de este tipo de sociedades sujeta al Código Civil en vez de a la ley de sociedades de capital tributan hasta ahora por atribución de rentas, es decir, cada partícipe paga el IRPF en función de la proporción de los beneficios que le corresponde. Con el cambio, la sociedad como tal tributa por el beneficio y los socios pagan el IRPF por la nómina que se asignen.

HASTA EL 30 DE JUNIO

La ley establece un periodo de seis meses, hasta el 30 de junio del 2016, para que los negocios afectados disuelvan la sociedad civil, si lo creen oportuno, y opten por otras figuras, que van desde la persona física (IRPF) hasta la SL o la sociedad anónioma (SA).

Hacienda aclara que las comunidades de bienes (propiedad pro indiviso de una cosa o derecho entre varias personas) tenga o no carácter mercantil quedan al margen del cambio, al igual que las actividades profesionales sujetas a la ley 2/2007, las ganaderas, agrícolas, forestales y mineras.

El equipo barcelonista quiere encadenar su segunda victoria en la Champions en el Borussia Park

Cristiano Ronaldo va de polémica en polémica. La última ha surgido después de que las cámaras le cazaran 'rajando' de Keylor Navas