El Periódico

RESOLUCIÓN JUDICIAL

Los excrementos de paloma de la plaza de Catalunya causan la invalidez de una guía turística

El Tribunal Superior de Justícia sentencia que la exposición prolongada a las deposiciones de estas aves causó una fibriosis pulmonar en la trabajadora

Los excrementos de paloma de la plaza de Catalunya causan la invalidez de una guía turística

JONATHAN GREVSEN

Unos turistas se toman fotografías rodeados por las palomas de la plaza de Catalunya.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Miércoles, 11 de enero del 2017 - 10:37 CET

Los excrementos de paloma de la plaza de Catalunya de Barcelona fueron los culpables. La exposición constante a los mismos fue la causante de la enfermedad respiratoria de una guía turística que trabajaba en el céntrico enclave de la capital catalana y que ha derivado en una incapacidad absoluta para poder seguir ejerciendo su profesión.

Así lo acaba de confirmar el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que ha desestimado el recurso interpuesto por la mutua de esta trabajaroda después de que un juzgado social diera la razón a la empleada en el año 2012, según ha adelantado el 'El diari del treball' y ha confirmado a este diario el Col·lectiu Ronda, quien ha llevado el caso.

G.T., guía turística, trabajó entre marzo del 2008 y julio del 2010 en las oficinas de Turisme de Barcelona de la plaza de Catalunya, tanto en las instalaciones subterráneas como en las cabinas del exterior y en la Rambla. La sentencia del alto tribunal recoge que la fibrosis pulmonar que sufrió esta empleada se produjo "exclusivamente" por la exposición y la alta concentración de excrementos de paloma en el lugar de trabajo de la guía: la plaza de Catalunya, popular espacio en el que la presencia de palomas no es solo constante, sino considerada una tradición. Ese es uno de los motivos que argumenta la sentencia para considerar que la enfermedad de la mujer fue fruto de un accidente laboral.

DE PALOMA Y DE PERIQUITO

Los informes médicos de la paciente de diciembre del 2008 y abril del 2010 consideraron muy necesario un cambio de lugar de trabajo dado el cuadro clínico que provocaban en la trabajadora la inhalación de partículas de excrementos tanto de paloma como de periquito, unas aves que son frecuentes en ese lugar. Turisme de Barcelona no facilitó el cambio del puesto de trabajo a la afectada.

El organismo que preside Sánchez Arminio sigue sin tolerar que el central del FC Barcelona critique algunos arbitrajes