entrevista con la Escritora estadounidense / al grano

Margaret Peterson: "Todavía hay muchas niñas que sueñan con ser princesas"

SONIA GARCÍA GARCÍA / Barcelona

Martes, 6 de julio del 2010

Vivió de ser periodista antes de que sus libros tuvieran éxito. Hoy, la escritora norteamericana Margaret Peterson Haddix (1976) presenta, en la Librería Bertrand, la novela Mi nombre es Ella (Ediciones Versátil), donde reescribe el cuento de La Cenicienta bajo una perspectiva feminista.

¿¿Por qué escribió esta novela?¿Cuando mi hija era pequeña le encantaban los cuentos de hadas y me molestaba mucho leer cómo las jovencitas se enamoraban a primera vista, sin pensar. Siempre intenté explicarle que la apariencia, lo físico, no lo eran todo.

¿¿Por qué eligió el cuento de La Cenicienta?¿Porque contiene muchos elementos arquetípicos que pueden ser revisados. Por eso, las antiguas historias han funcionado y siguen funcionando.

¿¿La literatura está poniendo de moda estos arquetipos? Por ejemplo, novelas como Eclipse.¿Odio hablar del trabajo de cualquier otro, pero incluso en esa saga, al final descubres que la mujer sí tiene poder y no solo es un objeto de deseo de los hombres.

¿¿Qué elementos transforma?¿Primero, que el príncipe no es quien la rescata y segundo: que Ella sabe bien qué es lo que quiere y cómo conseguirlo. Enamorarse no le soluciona el problema.

¿¿Qué busca con su novela?¿Que el lector se sienta identificado y, sobre todo, que la gente piense. Que cuando acaben el libro y lo cierren le sigan dando vueltas a lo que leyeron, como el papel de la mujer, lo que representa, etcétera.

¿Su historia está situada en la época medieval, no en la actual.¿Sí, pero como un juego. Intento mostrar que el amor es importante, pero no lo único; que la mujer no es un objeto de deseo, tiene talento, cerebro y es algo más.

¿¿Su literatura es para jóvenes?¿Sí, cuando empecé quería escribir ficción y el primer libro estuvo destinado a niños y el segundo, a adolescentes. Ahora le encuentro sentido, porque es realmente lo que quería.

¿¿Los jóvenes leen?¿Sí, están leyendo mucho.

¿¿La literatura sirve para educar en valores feministas?¿Sí. Permite que los niños y los adolescentes puedan ver las cosas desde otra perspectiva, más allá del ámbito en el que han crecido.

¿¿En Estados Unidos existen todavía las cenicientas?

¿No, pero muchas niñas sueñan con ser princesas, imitando a las artistas, el glamur y la fama. Y hay que enseñarles que no es oro todo lo que reluce. Los príncipes y las princesas heredan su posición y el común de la gente, no.

¿En España, la princesa Letizia era periodista.¿Sí, pero cuando yo escribí el libro no conocía la historia.

¿¿Es posible ser feliz?¿Sí, pero si no lo consigues, puedes sentirte muy decepcionado. Por ejemplo, la Cenicienta de mi libro se cansa de descansar.

¿¿Sus personajes viven felices?¿Lo que sucede es antes de que se case, o no, con el príncipe.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció el acuerdo tras la reunión de la junta directiva